lunes, 27 de agosto de 2012

Elecciones 2.0

Mi columna en DEIA, Elecciones 2.0

Elecciones 2.0EL 4 de noviembre de 2008 se celebraron las últimas elecciones a presidente de los Estados Unidos. Durante los meses previos, quisieras o no, tenías información de las mismas y de su desarrollo, pero casi nadie se dio cuenta que eran quizás las primeras elecciones en las que el uso de los nuevos conceptos tecnológicos resultaron cruciales. Las redes sociales, la página web personal, los blogs, la mensajería mediante telefonía móvil (sms), los vídeos on line o incluso los videojuegos, tuvieron un papel determinante en toda la campaña. Los procesos electorales están envueltos en multitud de factores que acaban determinando el resultado final, puede decirse que en el caso de las americanas de 2008, los nuevos medios de comunicación fueron decisivos a la hora de otorgar la victoria a uno de los candidatos.
DESCONOZCO QUE CONOZCO
Elecciones 2.0
JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 27 de Agosto de 2012 - Actualizado a las 05:38h
EL 4 de noviembre de 2008 se celebraron las últimas elecciones a presidente de los Estados Unidos. Durante los meses previos, quisieras o no, tenías información de las mismas y de su desarrollo, pero casi nadie se dio cuenta que eran quizás las primeras elecciones en las que el uso de los nuevos conceptos tecnológicos resultaron cruciales. Las redes sociales, la página web personal, los blogs, la mensajería mediante telefonía móvil (sms), los vídeos on line o incluso los videojuegos, tuvieron un papel determinante en toda la campaña. Los procesos electorales están envueltos en multitud de factores que acaban determinando el resultado final, puede decirse que en el caso de las americanas de 2008, los nuevos medios de comunicación fueron decisivos a la hora de otorgar la victoria a uno de los candidatos.
La campaña de Obama se basó de lleno en el conocimiento y el estudio exhaustivo de sus votantes. Fue capaz de identificar un nuevo segmento, creciente, de población que es políticamente activa y comprometida, y que tiene su base de operaciones en internet, dado que le permite publicar sus propios mensajes y crear opinión. Captando la potencialidad de este grupo, tan abundante en EE.UU., Obama se centró en ellos, adaptando sus mensajes y aprovechando las posibilidades que la interactividad de los nuevos medios le ofrecían (recaudación de fondos, llamada al voto, reclutamiento de voluntarios, etc.). Además, las nuevas tecnologías le permitieron segmentar de forma muy importante al electorado, personalizando su mensaje y haciéndolo así más efectivo, ya que no es percibido como un bombardeo informativo, sino como algo realmente cercano al receptor, que está interesado porque le afecta de forma directa (sms por zonas, MyBarackObama, llamadas a latinos en español, blog de mujeres por el cambio creado por la actual primera dama, etc.).
En el mundo de la vigilancia tecnológica nos basamos en los llamados casos de éxito para extrapolar a nuestro entorno el uso de esa tecnología que ha funcionado a la perfección en otro mercado. No se trata de cortar y copiar, eso nunca funcionaría. El verdadero secreto está en saber adaptar e integrarlo en nuestra propia comunidad, con nuestras propias características. Nuestros políticos tienen una gran oportunidad para hacer uso de todas estas nuevas tecnologías y, especialmente, de la fuerza que la interactividad supone. No quiero que me hagan creer que ellos mismos van a responder a cada mensaje de Twitter, ni que van a crear una entrada diaria en Facebook o que van a colgar las fotos que realicen con su smartphone desde el mitin electoral. Solo quiero que pongan un equipo que conozca y sepa todo sobre ese campo de las tecnologías y que tengan el canal bidireccional abierto en todo momento. Quiero sentir a mis candidatos cerca de mí en todo momento. Que se olviden de los medios tradicionales como tractores de campaña y que se identifiquen de una vez con un medio que es mucho más cercano a su pueblo.
Pero después de las elecciones llega la Política 2.0. Si las nuevas tecnologías sirven para escuchar y hacer hablar a toda la ciudadanía antes de que vote, también sirven para que diga lo que piensa después. Existe una red social denominada Pinterest que se asemeja bastante a uno de esos corchos de las oficinas, donde cada uno puedo colocar mediante chinchetas un anuncio. Cualquiera que cruza por allí puede verlo, pero en las redes sociales además cualquiera puede responder y establecer una conversación. Quizás la forma de hacer política del futuro se tenga que parecer más a esto que al sistema actual. El problema puede estar en saber en qué nivel de integración con las tecnologías se encuentran nuestros políticos, si han sido capaces de adaptarse y de conocer el potencial de estos nuevos medios. Créanme si les digo que no están los tiempos para perder la oportunidad que estas elecciones de octubre les ofrecen. Aprovéchenla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada