lunes, 22 de octubre de 2012

Lehendakari jauna, gobierno abierto

Mi columna en DEIA, Lehendakari jauna, gobierno abierto

Lehendakari jauna, gobierno abiertoEN mi lista de peticiones para el nuevo gobierno no creas que no está la resolución de la crisis o el desempleo, empeño en el que supongo pondrás todos tus esfuerzos y principales recursos. Pero como esta columna va de nuevas tecnologías, mis lectores esperan que te hable sobre eso. Lo que te voy a pedir es que se siga haciendo una apuesta clara por el gobierno abierto.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
Lehendakari jauna, gobierno abierto
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 22 de Octubre de 2012 - Actualizado a las 05:40h       
EN mi lista de peticiones para el nuevo gobierno no creas que no está la resolución de la crisis o el desempleo, empeño en el que supongo pondrás todos tus esfuerzos y principales recursos. Pero como esta columna va de nuevas tecnologías, mis lectores esperan que te hable sobre eso. Lo que te voy a pedir es que se siga haciendo una apuesta clara por el gobierno abierto.
Desde 2010 lleva funcionando Irekia, gobierno abierto, que se define ella misma como "la plataforma que te permite hacer oír tu voz en la toma de decisiones de Euskadi. Haz tus propuestas, reclama respuestas, contribuye y opina." Pero Irekia ha sido percibida hasta este momento por la ciudadanía más como una agencia de noticias que como un portal de participación ciudadana. Por tanto es muy importante trabajar en cambiar esta percepción y hacer ver que si todos nos involucramos, se cumplirá el objetivo final, que no es otro que la mejora de la democracia y de la calidad de vida de nuestros habitantes. Pero el principal pilar en el que sostener todo esto es la formación, desde un doble punto de vista. Seguir apoyando las iniciativas que logren que la brecha digital sea cada vez menor, permitiendo el acceso al uso de las herramientas tecnológicas a todo el mundo sin restricciones de edad. Y por otro lado, hacer que no solo la ciudadanía, sino los propios gobernantes, entiendan que se encuentran inmersos en un proyecto de gobierno abierto.
Hay que saber diferenciar claramente lo que significa gobierno abierto y la influencia de las nuevas tecnologías en la vida cotidiana de la ciudadanía. Internet irrumpió en nuestras vidas cambiando las formas de relacionarse, no solo de comunicarse, entre amigos, familia, parejas,... Las nuevas tecnologías, y la aparición de las redes sociales están configurando una nueva sociedad, nuevas identidades personales que se retroalimentan entre la vida on line y la vida off line de cada uno de nosotros. Esto hace que no sea una moda, sino un nuevo paradigma, una nueva forma de vivir. Pero en muchas ocasiones lo confundimos. Ofrecer información de la Administración de Gobierno vía Twitter, Facebook, Tumblr, Foursquare,... no es hacer gobierno abierto. Eso es comunicar como antes pero con herramientas nuevas, eliminar ciertos intermediarios en algunos momentos, pero el open government es mucho más: practicar la escucha activa de verdad, tener en cuenta las demandas de los ciudadanos y, entre todos, llegar a acuerdos colaborativos. La sociedad se está digitalizando rápidamente, pero no se trata solamente de utilizar las herramientas.
La primera base para lograr un gobierno abierto es conseguir que las personas puedan acceder a la información que poseen las instituciones públicas. En un gobierno abierto esto se hace, preferiblemente a través de internet, en lo que se denomina Open Data. Esto no significa de que las administraciones pongan todos sus datos, sin más, al alcance de los ciudadanos, sino que los ciudadanos tengan acceso a la información y que los datos estén expuestos de un modo asequible, legible, comprensible, estructurado y reutilizable por cualquier persona física o jurídica. Con la apertura de la información y el acceso de los ciudadanos a ella se consigue mejorar los niveles de transparencia; los ciudadanos pueden formarse una opinión objetiva sobre el estado de la sociedad, las instituciones públicas y la gestión de estas; se evita la corrupción; se fomenta la participación pública en las decisiones de gobierno; aumenta la calidad de los procesos de decisión política; permite a los ciudadanos y las organizaciones sociales hacer valer sus derechos; hace crecer la confianza de los ciudadanos en los procesos de gobierno; aumenta la eficacia en la administración pública, y por tanto su competitividad, legitimando la acción de los que la gestionan. Las bases y la herramienta ya están puestas, ahora solo hace falta dinamizar el proyecto y hacer que nos involucremos todos. El objetivo no es que la plataforma de gobierno abierto funcione sino que sea de verdad visto por la ciudadanía como el lugar desde el que cada uno ayudamos a gobernar. Yo pienso ayudar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada