lunes, 10 de diciembre de 2012

En estas navidades, regala un SmartPhone

Mi columna en DEIA, En estas navidades, regala un SmartPhone

En estas navidades, regala un SmartPhoneLO primero que hay que preguntarse es si realmente necesitamos un teléfono inteligente o si con el móvil más básico tenemos más que de sobra. La mayoría de los usuarios de un SmartPhone han descubierto que el teléfono se puede utilizar para mucho más que hacer o recibir llamadas y enviar mensajes de texto o sms. Podemos enviar y recibir nuestros correos electrónicos en cualquier momento y en cualquier lugar, como si estuviéramos sentados delante de nuestro ordenador. Al tener una tarifa de datos, tenemos el acceso a internet plenamente garantizado por lo que podemos realizar cualquier consulta con nuestro buscador favorito, acceder a páginas web, a nuestras cuentas del banco, realizar una compra en cualquier comercio on line, consultar nuestros perfiles en las redes sociales, escuchar cualquier canción, comunicarnos mediante un sistema de mensajes y un largo número de usos y utilidades que me llevarían toda la columna describir.
DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
En estas navidades, regala un SmartPhone
JUAN DE LA HERRAN - Lunes, 10 de Diciembre de 2012 - Actualizado a las 05:40h       
LO primero que hay que preguntarse es si realmente necesitamos un teléfono inteligente o si con el móvil más básico tenemos más que de sobra. La mayoría de los usuarios de un SmartPhone han descubierto que el teléfono se puede utilizar para mucho más que hacer o recibir llamadas y enviar mensajes de texto o sms. Podemos enviar y recibir nuestros correos electrónicos en cualquier momento y en cualquier lugar, como si estuviéramos sentados delante de nuestro ordenador. Al tener una tarifa de datos, tenemos el acceso a internet plenamente garantizado por lo que podemos realizar cualquier consulta con nuestro buscador favorito, acceder a páginas web, a nuestras cuentas del banco, realizar una compra en cualquier comercio on line, consultar nuestros perfiles en las redes sociales, escuchar cualquier canción, comunicarnos mediante un sistema de mensajes y un largo número de usos y utilidades que me llevarían toda la columna describir.
Un detalle importante es que todo esto no es gratis y conviene valorarlo como una inversión y no como un gasto. Desconfía de todas las ofertas que dicen "te llevas este SmartPhone por 0 Euros". Las operadoras te van a pedir un contrato de permanencia, lo que significa que durante dos años estarás atado a ellas, por lo que realmente estás pagando ese teléfono móvil a plazos. Además el uso de todos estos servicios implica el hacer un contrato de tarifa de datos por tramos, y en ocasiones dar con la tarifa más adecuada para el uso que hagas de internet te puede hacer pagar más de lo que realmente necesitas. Lee bien la letra pequeña, pregunta a los que ya están usando desde hace tiempo uno de estos móviles y que te digan qué tarifan tienen y, sobre todo, ten en cuenta que en ocasiones sale más barato comprar por tu cuenta este tipo de dispositivos que casarse con una operadora por 24 meses.
Y ahora hay que saber qué teléfono me compro, una vez que tenemos claro que le vamos a sacar rendimiento a su uso. Al margen de modas, marcas o diseño, vamos a seleccionar nuestro teléfono en función del sistema operativo que utiliza. Por tanto, tenemos el iPhone de Apple, la decadente Blackberry, los versátiles con Android y los novísimos modelos con Windows Phone. Si alabo uno de estos sistemas en detrimento de otro, me lloverán las críticas y los mismos argumentos que utilizo para defenderlos se convertirán en argumentos para atacarlos. El iPhone tiene la mayor tienda de aplicaciones y utilidades para usar en un teléfono, pero es de una sola marca, mientras que existen muchos fabricantes que incorporan el sistema Android a sus teléfonos lo que repercute en una mayor oferta en cuanto a precios. Los sistemas con Windows Phone acaban de aterrizar en el mercado por lo que las aplicaciones son escasas, pero tendremos el mismo sistema en nuestro PC, en nuestro portátil y en nuestro tablet, lo que seguro que agrada a muchos usuarios. Los usuarios de Blackberry que se han pasado a alguno de los otros sistemas todavía te cuentan todo lo que siguen echando de menos del teléfono de RIM. Por tanto, al final, el precio, la marca y el diseño suelen ser factores que la mayoría de los usuarios utilizamos para decantarnos por un modelo u otro. Consultar los foros con los comentarios de los usuarios de este tipo de tecnologías suele ser importante, pero no es raro encontrar a alguien que lo alabe por lo mismo que otro usuario lo critica.
El futuro de los teléfonos inteligentes parece que está en parecerse cada vez más a un tablet, o quizás los tablets se irán convirtiendo en smartphones. Hace años queríamos tener el teléfono más pequeño pero en la actualidad el teléfono se ha convertido en un elemento de ocio, donde un viaje en autobús se puede aprovechar para ver el último capítulo de nuestra serie favorita, leer un documento, mandar correos electrónicos o jugar a videojuegos. En todos estos casos, el tamaño de la pantalla sí que importa.
Pero sigue sin resolverse el mayor problema de estos teléfonos, el consumo de las baterías. Si no tienes uno de estos teléfonos todavía, te parecerá muy extraño que quizás lo tengas que recargar dos o tres veces al día. Por tanto, añade batería de reserva, cargador para el coche, cargador para casa y la oficina, al presupuesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada