lunes, 17 de diciembre de 2012

En estas navidades regala videojuegos

Mi columna en DEIA, En estas navidades regala videojuegos

En estas navidades regala videojuegosEL mundo de los videojuegos siempre ha estado inmerso en cierta polémica sobre la edad en que deben empezar a utilizarse, cuántas horas se debe estar jugando o, incluso, si es necesario siquiera, llegar a utilizarlos. Quizás en Navidad es el momento en que nos olvidamos de la problemática y aceptamos la inmersión en ese mundo de una forma más sencilla. Voy a intentar dar unas simples pinceladas sobre las diferentes posibilidades que abarca este nuevo concepto de ocio y que los padres sepan realmente qué les están pidiendo sus hijos.
DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
En estas navidades regala videojuegos
JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 17 de Diciembre de 2012 - Actualizado a las 05:40h       
EL mundo de los videojuegos siempre ha estado inmerso en cierta polémica sobre la edad en que deben empezar a utilizarse, cuántas horas se debe estar jugando o, incluso, si es necesario siquiera, llegar a utilizarlos. Quizás en Navidad es el momento en que nos olvidamos de la problemática y aceptamos la inmersión en ese mundo de una forma más sencilla. Voy a intentar dar unas simples pinceladas sobre las diferentes posibilidades que abarca este nuevo concepto de ocio y que los padres sepan realmente qué les están pidiendo sus hijos.
Aunque hay muchas formas de jugar voy a hacer una pequeña división. Las videoconsolas, sistemas pensados exclusivamente para jugar, pero que en la actualidad ofrecen más prestaciones gracias a su conexión a internet. El PC sigue siendo un refugio muy importante para muchos jugadores y la nube permite que cualquiera pueda continuar su partida desde cualquier ordenador. Las tablets y los teléfonos inteligentes, de los que he hablado en las pasadas semanas, irán sustituyendo en un futuro cercano a los sistemas anteriores y, quizás sean, la mejor alternativa a las denominadas consolas portátiles que acabarán por desaparecer.
El origen de todo está en las videoconsolas y aquellos sistemas que conectábamos a la tele para jugar al tenis. Dos rayas blancas y una pelota cuadrada que se movía en diagonal por la pantalla. Aunque la evolución ha sido grande, el mercado lo copan 3 marcas: Nintendo, con su nueva Wii U, Sony con su PSIII y Microsoft con Xbox 360. Decidirse por una de ellas es cuestión imposible. Cada una tiene sus defensores y sus detractores. Al final en este tipo de tecnologías, los últimos modelos mejoran a sus predecesoras y todas las marcas están en continua evolución. ¿Cuál elegir? En la mayoría de los casos acaba en nuestras casas la consola mayoritariamente utilizada entre los amigos, ya que de esta forma podemos intercambiarnos y socializar los juegos.
El caso de la Wii sí que es un poco más especial. Se trata de una consola que revolucionó en su día la forma de jugar en familia. La forma de manejarla es muy intuitiva y cualquiera que no hubiera utilizado una consola en su vida, sólo necesitaba unos minutos para empezar a moverse con soltura en la partida. Lo importante no eran los juegos y la calidad de sus gráficos sino desarrollar una nueva forma de jugar. Tenemos la idea preconcebida del jugador solitario encerrado en su habitación, pero en este caso las partidas se convierten en verdaderas reuniones en las que toda la cuadrilla de amigos acaba en la casa de uno. Pero el nuevo sistema ha incorporado lo que antes le hacía diferente, un mando o joystick similar al de las consolas de la competencia. No acabo de entender muy bien si se trata de un paso hacia atrás o, quizás, el mundo de las videoconsolas ha tocado techo y ya está todo inventado.
El consumo de videojuegos también ha evolucionado y resulta curioso cómo los videoclubs y las tiendas de juegos han descubierto en el alquiler un nuevo modelo de negocio. Este sistema también permite tener la excusa perfecta para poder dosificar las horas que los más jóvenes pasan delante de las consolas, ya que al no disponer del videojuego en casa, más que en determinadas horas y días, permite que la consola esté más horas apagada. Una vez que se ha llegado al último nivel, es extraño que se vuelva a seguir usando ese juego, por lo que la venta de segunda mano también esta en auge.
El negocio de los videojuegos va más allá del ocio. El uso de determinados juegos en edades adultas, para ejercitar el cerebro, potenciar el cálculo mental o ayudar a mejorar o corregir nuestro estado de salud mediante sencillos ejercicios gimnásticos tienen una eficacia demostrada. El desarrollo de este tipo de aplicaciones es un campo en el que queda mucho hueco y negocio, sobre todo en las llamadas Apps de ocio. En Bizkaia tenemos una universidad del videojuego que es una verdadera alternativa a las ingenierías informáticas y que demuestra que la apuesta por estas tecnologías es real. Juguemos a videojuegos, es fácil y divertido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada