lunes, 4 de marzo de 2013

¡Wifi gratis!

Mi columna en DEIA, ¡Wifi gratis!

¡Wifi gratis!DESDE la noche de los tiempos nuestra vida se determinaba en función del sol. Pero en la actualidad, casi sin darnos cuenta, muchos de nosotros planeamos nuestros horarios en función de la disponibilidad de una señal wifi que nos permita tener acceso a Internet. Programar reuniones, hacer viajes, comer fuera y muchas otras tareas se han vuelto impensables sin disponer de una forma de conectarnos a la red. Es por eso que esta necesidad, la podemos convertir en una forma de potenciar nuestro negocio y llegar a más clientes.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
¡Wifi gratis!
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 4 de Marzo de 2013 - Actualizado a las 07:42h
DESDE la noche de los tiempos nuestra vida se determinaba en función del sol. Pero en la actualidad, casi sin darnos cuenta, muchos de nosotros planeamos nuestros horarios en función de la disponibilidad de una señal wifi que nos permita tener acceso a Internet. Programar reuniones, hacer viajes, comer fuera y muchas otras tareas se han vuelto impensables sin disponer de una forma de conectarnos a la red. Es por eso que esta necesidad, la podemos convertir en una forma de potenciar nuestro negocio y llegar a más clientes.
Por ejemplo, la oferta de servicio de wifi gratuito es determinante a la hora de elegir un hotel incluso por delante de otros servicios como el desayuno o el parking gratis, según una encuesta realizada por hotels.com que ha preguntado a sus huéspedes para conocer sus preferencias en cuanto a los servicios y equipamiento de un hotel. De las personas encuestadas, la mayoría afirmó que la disponibilidad de wifi en el alojamiento hotelero pesa en su decisión sobre qué hotel reservar. Así, más de un tercio (38%) reconoció que el servicio de internet es un elemento fundamental cuando se aloja en un hotel, e incluso el 31% solicitó que se convierta en un equipamiento estándar en todos los hoteles.
Encontrar wifi gratis en muchos lugares es todavía una tarea complicada. Si tienes un smartphone, hay muchas aplicaciones que pueden ayudarte a localizar todos los puntos de acceso cercanos libres. Si no tienes un smartphone, debes familiarizarte con las zonas wifi gratis de tu ubicación. No solo los ayuntamientos proveen de zonas gratuitas en determinadas plazas, parques o edificios singulares de la localidad. Puedes encontrarla en las bibliotecas públicas, centros universitarios, museos o incluso hospitales.
Muchos bares, cafeterías y restaurantes ofrecen acceso a internet gratuito, pero ven a las personas que nos acercamos a pedir el nombre y la contraseña más como unos usurpadores de su red, que como un cliente que va a su local porque hay zona wifi gratis, y no por la calidad de sus refrescos que creo que es igual en todos los sitios. El problema radica en que no podemos dar acceso a Internet sin más, sino como una parte de nuestro negocio que también hay que cuidar. Los abusos en las descargas que muchos usuarios cometen saturando la línea gratuita son una consecuencia de esa mala instalación. Existen programas que permiten hacer que cada día esa contraseña de acceso cambie y que venga escrita en el propio ticket que nos dan al pagar la consumición. Además, esas aplicaciones hacen que para empezar a navegar tengas que pasar obligatoriamente por una página web del propio local donde podemos mostrar ofertas, campañas o el propio menú, y por tanto estamos generando publicidad de nuestro local a todo el que se conecte con nosotros.
Se habla mucho de los peligros que tiene el acceder a internet a través de este tipo de redes desde nuestros ordenadores y la verdad es que no hay por qué preocuparse si usamos el sentido común. Por defecto, nuestro sistema operativo al detectar que hemos accedido a una red externa nos pide que la cataloguemos como la red de casa, la red del trabajo o una red desconocida y el propio sistema se encarga de habilitar los protocolos de seguridad necesarios si hemos seleccionado esta última categoría. Si nuestro ordenador no tiene ninguna carpeta compartida es imposible que nadie pueda acceder a nuestro equipo desde una de estas redes y si además en el momento de la instalación escribimos una contraseña de administrador cuando se nos pidió, nadie que no conozca esa contraseña podrá acceder. Los líos empiezan cuando hemos dado esos datos a un amigo o compañero de trabajo para que acceda al equipo porque nosotros no estamos allí y al final esa información acaba en manos de cualquiera.
Puede que todavía nos parezca un poco exagerado que alguien decida en qué local comer, dormir o pasar las vacaciones por el mero hecho de que disponga de una zona wifi gratuita, pero según para quién eso puede ser tan importante como la decoración del lugar o que cuente con piscina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada