lunes, 5 de agosto de 2013

Instabridge

Mi columna en DEIA, Instabridge

InstabridgeEn verano es cuando realmente nos damos cuenta de lo poco que dan de las tarifas de datos que nos ofrecen nuestros operadores, y es que en estas fechas en las que sacamos nuestros smartphones y tablets a "pasear" mas que nunca, daríamos nuestro reino por disponer de conexiones WiFi en las que conectarnos para cuando menos dar envidia compartiendo las fotos de nuestras vacaciones.


DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
Instabridge
JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 5 de Agosto de 2013
Durante el verano muchos de nosotros viajamos y, gracias a nuestros teléfonos móviles con acceso a Internet, podemos consultar las opiniones de otros usuarios sobre los restaurantes más cercanos, los horarios de los museos, la distancia que hay hasta un lugar o ver el programa de fiestas del pueblo más remoto del orbe. Es en este momento cuando descubrimos que nuestra tarifa de datos está a punto de agotarse y empezamos a volvernos locos por encontrar ese cartel mágico que dice WiFi Gratis. Instabridge, una aplicación que he descubierto hace muy poco, me está permitiendo utilizar y compartir redes WiFi públicas sin volverme loco para obtener la clave de acceso, si es que la tienen.
Una sencilla app que instalamos en nuestro smartphone. Cada vez que nos conectamos a una red WiFi comunitaria, la aplicación guarda los datos de acceso y si nosotros lo permitimos, esa información se comparte con todos nuestros amigos. Imagina que estas en uno de esos pueblos que el ayuntamiento ha colocado un punto WiFi público, pero que para tener acceso , es necesario conocer la contraseña. Si alguno de tus amigos ya se conectó a esa red, al acercarnos a ella no será necesario saber la contraseña, nuestro teléfono se conectará de forma automática. De esta forma puedes acceder y compartir con todos tus amigos todos los puntos de acceso WiFi gratuitos por los que hayas pasado. Si alguna vez cambia la contraseña el programa la sincronizará de forma automática y si alguno de esos puntos de acceso desaparece, el programa también lo da de baja.
Otro uso que se le puede dar es el de compartir el WiFi de nuestra casa o de nuestra oficina con todas aquellas personas en las que confíes, sin tener que darles la contraseña para que tengan acceso. Tu decides quién puede tener acceso a tu red. Además, de esta forma, sincronizas automáticamente también todos los dispositivos, no solo el teléfono sino la tablet, el portátil o cualquier dispositivo que ahora viene con WiFi, como las nuevas cámaras de fotos digitales. Por la seguridad puedes estar tranquilo, no estás dando ninguna información de tu teléfono o de tu ordenador, sólo compartes tu red. Hasta que el acceso WiFi sea gratuito y universal, usaremos aplicaciones de este tipo. Anímate a usarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada