lunes, 18 de noviembre de 2013

Todavía no regales una impresora 3D

Mi columna en DEIA, Todavía no regales una impresora 3D



Todavía no regales una impresora 3DTodos los años cuando se acercan estas fechas, encontramos algún gadget que se postula como regalo estrella para las navidades. Comenzamos a ver como las impresoras 3D se abren paso en los catálogos de algunas macrotiendas de electrodomésticos como si fueran un periférico mas. Nada más lejos de la realidad, este tipo de maquinas requieren por el momento de una gran cantidad de ajustes y conocimientos avanzados de diseño 3D.
DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
Todavía no regales una impresora 3D
JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 18 de Noviembre de 2013


Se acerca la Navidad y ya me están preguntando si las impresoras 3D van a ser el regalo estrella, como en su momento lo fue el lector de libros electrónicos o las tablets. La respuesta es un rotundo no. El mundo de las impresoras 3D no está preparado para dar el salto a los hogares. Su mantenimiento y calibración requieren de atención constante y unos conocimientos que impiden que sean productos para comprar, enchufar y empezar a funcionar. Se venden en kits que hay que montar, como los muebles suecos. Necesitas cierto dominio sobre las aplicaciones y el modelado 3D. Y su diseño y apariencia, en muchos casos, es muy similar a la de una máquina de cualquier taller. Por tanto no son impresoras láser a color que conectamos, damos a un botón y ya está.

Este nuevo tipo de impresoras 3D empieza a surgir en el año 2009, momento en el que se liberan las patentes sobre Modelado de Disposición Fundida. Se trata de dispositivos que van fundiendo un rollo de plástico y van depositándolo sobre una base, formando cualquier figura de la que dispongamos de sus planos en 3D. Esto último es otra de las dificultades de uso ya que debemos disponer de los planos de la pieza que queramos desarrollar, si bien este escollo se solucionará con el desarrollo de los escáner 3D y los diseños libres de derechos que existen por Internet.

La joven empresa vasca Tumaker está introduciendo en colegios y centros de formación profesional, a un precio muy asequible, sus impresoras de forma que las nuevas generaciones dispongan de la posibilidad de comprender de forma práctica esta tecnología. En muy poco tiempo veremos cómo se va creando un ecosistema de empresas en el entorno de las impresoras 3D. Pero en 2014 caducan las patentes SLS, una técnica láser que permitirá una segunda revolución en este tipo de tecnología. Por tanto, tenemos que estar preparados.

En septiembre estuvimos dando una charla a profesionales de la medicina y después de mostrarles una serie de ejemplos de usos y aplicaciones en su sector, fueron muchos los que se acercaron con nuevas ideas para el uso en el entorno quirúrgico. Aquí hay una oportunidad de negocio, pensemos en las empresas que podemos crear alrededor de este negocio. Yo ya me he apuntado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada