lunes, 3 de febrero de 2014

Entendiendo Twitter

Mi columna en DEIA, Entendiendo Twitter

Entendiendo Twitter
A algunos les parecerá extraño que todavía existan personas que de una u otra forma no hayan hecho una incursión en las redes sociales de alguna manera. A otros, estas redes les parecerán banales y pensarán que no merece la pena perder el tiempo en socializarse mas allá de una buena mesa o degustando un café o unas cervezas. Os contamos como se llega a convertir una red social como Twitter en una poderosa herramienta de ocio y/o trabajo.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
Entendiendo Twitter
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 3 de Febrero de 2014 
Durante este mes me gustaría hacer un repaso a las principales redes del ecosistema social, tratando de animar a todos a utilizarlas y justificando las ventajas que tienen en todos los niveles. Voy a empezar con Twitter, la red de 140 caracteres que se utiliza para compartir información útil e interesante sobre lo que leemos, lo que escribimos o lo que hemos visto. Seguro que cada usuario nos puede explicar una experiencia de uso diferente pero si quieres aprovechar todos los recursos de la herramienta que tienes en los dedos tienes que entender de verdad como funciona.
Se empieza a utilizar Twitter como un lurker (mirón), observas pero no participas. Descubrir y empezar a seguir a todas aquellas personas que comparten aquella información que nos puede resultar útil para nuestro trabajo o nuestras aficiones. Que otros hagan el trabajo duro y sucio por nosotros. Yo, por ejemplo, empecé usando Twitter, siguiendo a una serie de personas de USA que leían algunas de las revistas tecnológicas que muchas veces, por falta de tiempo, yo no lograba leer. Conseguía de cada lectura un resumen de 140 caracteres que me era suficiente para saber si tenía que hacer el esfuerzo de leer el artículo por completo o si me podía ahorrar su lectura.
A partir de esa primera fase empiezas a compartir en la red tu propio contenido, por ejemplo, las entradas de tu blog, o recomendar aquellos artículos que has leído y que consideras interesante. Vas desnudando tus conocimientos pero no tu vida privada. Aunque algunos lo hagan, Twitter no es para eso. Eres tu el que tienes que ir aprendiendo a usarla, en función de tu actividad. Imagina que te gusta seguir un programa de la radio, pero por las mañanas estás trabajando y no te es posible escuchar la radio en directo. Lo normal suele ser que la emisora publique en su página el podcast, programa completo para ser escuchado a la hora que quieras a través de Internet. Pero, cómo saber qué parte es la más interesante o aquella qué realmente nos interesa escuchar. Lo que si hubiéramos podido hacer mientras trabajamos es seguir nuestra cuenta de Twitter y ver las entradas del programa. A la 1 entrevistamos al Director de..., en directo a las 5 la tertulia con..., que interesante lo que nos esta contando el Doctor... Usa Twitter y saca tu propia utilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario