miércoles, 30 de abril de 2014

Y ahora... Analítica Web

Mi columna en DEIA, Y ahora... Analítica Web

Y ahora... Analítica WebERES un lector fiel de mi columna, gracias. Confias en lo que escribo, por lo que has transformado tu antigua página en una Web-Blog y has creado tus páginas de empresa en las principales redes sociales, mil gracias. Has empezado a escribir contenidos interesantes, inicias conversaciones a través de internet y tienes interactividad con tus clientes por las redes sociales, un millón de gracias. Y ahora, ¿qué toca? Pues es el momento del análisis, estudiar las métricas, ponerte el traje de faena y empezar a bucear para conocer los datos que sin darte cuenta estás generando tanto tú, como todos tus visitantes.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
Y ahora... Analítica Web
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 28 de Abril de 2014 - Actualizado a las 06:02h 
ERES un lector fiel de mi columna, gracias. Confias en lo que escribo, por lo que has transformado tu antigua página en una Web-Blog y has creado tus páginas de empresa en las principales redes sociales, mil gracias. Has empezado a escribir contenidos interesantes, inicias conversaciones a través de internet y tienes interactividad con tus clientes por las redes sociales, un millón de gracias. Y ahora, ¿qué toca? Pues es el momento del análisis, estudiar las métricas, ponerte el traje de faena y empezar a bucear para conocer los datos que sin darte cuenta estás generando tanto tú, como todos tus visitantes.
El análisis estadístico de los datos no es algo exclusivo de las empresas que se encuentran en internet. Toda la vida hemos soñado con conocer exactamente quiénes son nuestros clientes, su edad o sus aficiones, para de esta forma adecuar nuestros servicios a sus necesidades y al final, lograr vender. La analítica no es una herramienta técnica sino una herramienta de negocio. En la actualidad, con la analítica web y sobre todo gracias al análisis estadístico de nuestros seguidores en las redes sociales, podemos conocer de una manera científica, no una aproximación, como son realmente todos nuestros clientes. Podemos emprender cualquier acción, plan estratégico de comunicación, que nos permita cumplir con el objetivo final, que es sencillamente, vender más.
Vamos a poner un ejemplo. Yo tengo acceso a los datos de Facebook. Se que hay 360.000 usuarios de más de 13 años, que han puesto que su localidad de residencia es Bilbao o una población de 20 kilómetros a la redonda. Además me dice que 178.000 han indicado que son mujeres y de ellas 12.000 ha puesto en su perfil que son madres. Seguro que hay más, pero sé que todas ellas han indicado ese estado en su perfil. Ahora con esos datos, me puedo poner a ofrecerles a ellas, y solo a ellas, una oferta para el día de la madre desde mi página web. Allí veré quién se ha interesado por la oferta, a qué hora del día han venido a comprar, qué producto ha despertado mayor interés, qué color ha sido el más demandado... Datos, datos y más datos que puedo analizar con el objetivo de realizar nuevas acciones cada vez más personalizadas, porque cada vez conozco mejor a mis clientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada