viernes, 27 de junio de 2014

El valor de los datos personales

Mi columna en DEIA, El valor de los datos personales

El valor de los datos personalesESTE es el título con el que la Agencia Vasca de Protección de Datos realiza hoy un encuentro dentro de los XXXIII Cursos de Verano de la UPV. Han tenido a bien invitarme como ponente dentro de la mesa redonda Publicidad y Cookies. El encuentro se centra en el problema del uso de los datos personales de los ciudadanos que en muchas ocasiones son utilizados con fines comerciales. Está claro que la tecnología está cambiando la apreciación que tenemos sobre nuestros datos. Un ejemplo muy sencillo, comentado en las jornadas de documentación médica, fue que se había detectado que una de las historias clínicas de un paciente, había tenido más de 500 accesos. Lo normal es que tan solo un médico y una enfermera lo consulten. Solución: la paciente era una famosa cantante y sus datos personales pudieron ser utilizados para la obtención de rendimientos económicos al ser filtrada la exclusiva de su enfermedad.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
El valor de los datos personales
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 23 de Junio de 2014 - Actualizado a las 06:05h     
ESTE es el título con el que la Agencia Vasca de Protección de Datos realiza hoy un encuentro dentro de los XXXIII Cursos de Verano de la UPV. Han tenido a bien invitarme como ponente dentro de la mesa redonda Publicidad y Cookies. El encuentro se centra en el problema del uso de los datos personales de los ciudadanos que en muchas ocasiones son utilizados con fines comerciales. Está claro que la tecnología está cambiando la apreciación que tenemos sobre nuestros datos. Un ejemplo muy sencillo, comentado en las jornadas de documentación médica, fue que se había detectado que una de las historias clínicas de un paciente, había tenido más de 500 accesos. Lo normal es que tan solo un médico y una enfermera lo consulten. Solución: la paciente era una famosa cantante y sus datos personales pudieron ser utilizados para la obtención de rendimientos económicos al ser filtrada la exclusiva de su enfermedad.
En materia de tecnología y datos se legisla tarde y para casos concretos, lo que hace que las normas estén obsoletas incluso desde antes de su aprobación. Creo que el papel de las cookies, facilitar y ayudar a los usuarios a que su experiencia mientras navega por internet sea lo más eficaz posible, se ha ido perdiendo a medida que se han empezado a utilizar con fines lucrativos. Recordemos el ejemplo de los billetes de avión buscados por internet. Prueba a pedir el precio de un vuelo. Vuelve al día siguiente y ese mismo vuelo será ya más caro. Ahora borra las cookies de tu navegador y el precio vuelve a ser el del primer día. Por tanto, el futuro no está en las cookies que poco a poco dejarán de ser utilizadas y daremos paso a la publicidad social personalizada.
La publicidad es necesaria, aunque solo sea para saber qué opciones tengo dentro del mercado. Pero me niego a que tan solo las grandes marcas y multinacionales me inunden con sus anuncios y pierda mi derecho a poder adquirir ese producto que me encaja perfectamente, pero que desconozco de su existencia porque su fabricante no puede acceder a los canales habituales de comunicación publicitaria. En las redes sociales he conseguido que la publicidad que me llega haga referencia a mis aficiones, a mis gustos y a mi capacidad económica, con lo que el nivel de conocimiento de productos que necesito comprar es mucho mayor que antes. En esta comunidad sí admitimos publicidad; eso sí, personalizada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada