lunes, 27 de octubre de 2014

‘Wearables’ y vacaciones

Mi columna en DEIA, ‘Wearables’ y vacaciones

‘Wearables’ y vacacionesUN indicador que utilizo para saber si una tecnología está teniendo éxito es ver si durante las vacaciones puedo ver a mucha gente que utiliza alguno de estos dispositivos. Las tablets, los libros electrónicos, los phablets,... los podemos ver en la calle, en la playa o en el monte. Pero todavía no acabo de ver a la gente animada a comprar y utilizar los denominados ponibles. Son todos esos dispositivos que llevamos puestos: relojes, pulseras, botones, diademas,... y que utilizamos junto con nuestro smartphone. Realmente vamos a acabar comprándonos uno de ellos, pero creo que todavía no somos conscientes de su utilidad.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
‘Wearables’ y vacaciones
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 25 de Agosto de 2014 - Actualizado a las 06:05h 
UN indicador que utilizo para saber si una tecnología está teniendo éxito es ver si durante las vacaciones puedo ver a mucha gente que utiliza alguno de estos dispositivos. Las tablets, los libros electrónicos, los phablets,... los podemos ver en la calle, en la playa o en el monte. Pero todavía no acabo de ver a la gente animada a comprar y utilizar los denominados ponibles. Son todos esos dispositivos que llevamos puestos: relojes, pulseras, botones, diademas,... y que utilizamos junto con nuestro smartphone. Realmente vamos a acabar comprándonos uno de ellos, pero creo que todavía no somos conscientes de su utilidad.
De todos estos dispositivos, el que veo más útil es el reloj. Casi todo el mundo llevamos uno en nuestra muñeca por lo que no es un objeto que tengamos que acoplarnos como novedad. Este tipo de relojes inteligentes van comunicados con nuestro teléfono móvil, lo que nos permite ver quién nos está llamando, responder o realizar una llamada, sin necesidad de sacar nuestro voluminoso smartphone de nuestro bolso. Si además lo utilizamos con la aplicación adecuada, podemos tener un control de nuestro ritmo cardíaco, los kilómetros que hemos caminado a lo largo del día o un montón de información que a la larga puede redundar en nuestra salud y calidad de vida. Cada vez estos dispositivos evolucionarán ofreciéndonos un mayor número de funcionalidades.
En otoño se anuncia la llegada del reloj inteligente de Apple, lo que puede suponer un revulsivo en cuanto a su índice de conocimiento por parte los usuarios y quizás sea este el punto de inflexión que haga que estos dispositivos se popularicen de verdad. Tengo mucho interés en saber cómo han pensado salvar el principal escollo que tiene ahora mismo esta tecnología. Para mucha gente un reloj es algo más que un simple reloj. Se trata de un símbolo. Lucir una determinada marca o modelo hace del reloj una seña de identidad.
Creo que se necesitan ver más dispositivos por la calle para que todo el mundo veamos cómo son, que nuestro compañero de tumbona en la playa nos cuente cómo lo utiliza o de qué forma han cambiado sus hábitos deportivos gracias a este tipo de dispositivos. No creo que el precio sea una barrera para ello, pero siempre ayudan los descuentos. Si no sabes qué regalar es un buen consejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada