lunes, 16 de marzo de 2015

La tercera ola de la educación

Mi columna en DEIA, La tercera ola de la educación

La tercera ola de la educaciónEN Mayo de 2012 Google anunció que financiaría un proyecto para formar a los profesores y donar a las escuelas un prototipo de ordenador en miniatura basado en el sistema operativo linux, denominado Raspberry Pi, y con hardware Arduino. Desde ese día empecé un seguimiento de las noticias que la introducción de este tipo de tecnología suponía. El plan no fue un éxito en cuanto a la adopción por parte de los profesores, pero sí por parte de los alumnos, lo que hizo que Google donara al siguiente año 15 mil unidades de estos prototipos a los estudiantes, para avanzar en el camino hacia sus futuras carreras profesionales. Lo preocupante de todo esto es el papel que están ahora jugando los docentes.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
La tercera ola de la educación
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 16 de Marzo de 2015 - Actualizado a las 06:02h    
EN Mayo de 2012 Google anunció que financiaría un proyecto para formar a los profesores y donar a las escuelas un prototipo de ordenador en miniatura basado en el sistema operativo linux, denominado Raspberry Pi, y con hardware Arduino. Desde ese día empecé un seguimiento de las noticias que la introducción de este tipo de tecnología suponía. El plan no fue un éxito en cuanto a la adopción por parte de los profesores, pero sí por parte de los alumnos, lo que hizo que Google donara al siguiente año 15 mil unidades de estos prototipos a los estudiantes, para avanzar en el camino hacia sus futuras carreras profesionales. Lo preocupante de todo esto es el papel que están ahora jugando los docentes.
La primera ola en el mundo de la educación fue cuando se pasó de maestro a profesor. Se ampliaban los planes de educación obligatoria y los antiguos maestros, que como los artistas renacentistas, eran capaces de formar en cualquier materia, se tenían que ir formando y especializando. Para muchos fue un problema, pero en la mayoría de los casos las jubilaciones fueron abriendo el camino a los nuevos profesores que sustituían a los maestros. La segunda ola llega cuando introducimos el PC y les decimos a los docentes que tienen que aprender a utilizar esos “cacharros” para estar al día de la tecnología y poder influir de forma positiva sobre los alumnos. Parece que con que sepan usar un procesador de textos y hacer una presentación en Power Point, ya han pasado el examen de la reválida tecnológica.
Pero la tercera ola es algo parecido a un tsunami. Los alumnos desde infantil, en sus casas, están empezando a jugar con Arduino y Raspberry Pi. Antes hacíamos un circuito eléctrico con una bombilla, una pila de petaca y unos cables para la clase de ciencias naturales. Ahora son capaces de montar un sistema que controla todas las bombillas de la casa utilizando uno de estos dispositivos. Hay una marca que vende un kit de robótica por menos de 85 euros. Ahora el proyecto de arte o plástica no puede ser hacer el puente de Deusto con palillos, consiste en motorizar el puente y hacer que se abra de forma automática cuando detecta un barco de juguete a 20 centímetros. Que no digan que no avisé de la ola que viene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada