viernes, 10 de abril de 2015

¿Hemos acertado?

Mi columna en DEIA, ¿Hemos acertado?

¿Hemos acertado?La primera columna del año la uso para hacer examen de conciencia sobre las previsiones que hicimos en Enero sobre la tecnología. En general se ha cumplido todo lo que dijimos, pero con cierto sabor agridulce ya que en muchos de los casos la implantación no ha sido masiva y el seguir inmersos en una crisis económica hace que la tecnología avance a cámara lenta.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO 
¿Hemos acertado? 
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 05 de Enero de 2015 - Actualizado a las 06:02h
La primera columna del año la uso para hacer examen de conciencia sobre las previsiones que hicimos en Enero sobre la tecnología. En general se ha cumplido todo lo que dijimos, pero con cierto sabor agridulce ya que en muchos de los casos la implantación no ha sido masiva y el seguir inmersos en una crisis económica hace que la tecnología avance a cámara lenta.
Hablamos de weareables o ponibles y está claro que vemos a mucha gente con estos relojes inteligentes o las útiles pulseras cuantificadoras, pero el anuncio de apple de su smartwatch ha conseguido que todas las marcas retrasen la salida de sus nuevos productos para la primavera de este año. Algo parecido ha ocurrido con los productos relacionados con Internet de las cosas (IoT). Mientras que en USA cada día hay más productos en el hogar que se complementan gracias a Internet, aquí seguimos a la espera de ver si son realmente útiles. Está claro que la crisis ha afectado también a los “early adopters”, personas que se atreven con las novedades tecnológicas nada más aparecer en el mercado mundial.
La economía social con los referentes como Uber o airbnb ha sufrido un parón al chocar directamente con la legislación, la política y los impuestos. Aunque sigo pensando que los cambios en el mundo de la automoción llegarán de la mano del denominado coche de Google, las multinacionales se han puesto las pilas en dotar de tecnología a los coches incorporando el propio sistema operativo de los móviles dentro de ellos.
Este año hemos seguido sin poder ver cualquier película o serie a la hora y en el lugar que quisiéramos, a un precio razonable, pero hay que reconocer que oferta ha crecido de forma exponencial. Sigo pensando que ofrecer este tipo de servicios terminará con cualquier tipo de piratería, pero todo dependerá de que oferta de precios se piense establecer. Si ver una película en casa cuesta como ir al cine no saldrán las cuentas.
Las empresas cada vez han adoptado las tablets para permitir que sus aplicaciones internas puedan ser usadas desde cualquier lugar por todos sus empleados. Empiezan a desubicarse las oficinas y los lugares de trabajo, pero todavía queda mucho por caminar. Veremos la semana que viene las previsiones para este año. Me encanta ésto de adivinar el futuro, tecnológico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada