lunes, 8 de junio de 2015

3D Printing

Mi columna en DEIA, 3D Printing

3D PrintingLA venta de impresoras 3D se ha disparado debido a que varias marcas han sacado modelos muy sencillos y a unos precios más asequibles que las primeras unidades puestas a la venta hace ya varios años. Yo llevo ya varias semanas trabajando con una impresora y sigo pensando lo mismo que antes; todavía no es un pequeño electrodoméstico que lo sacamos de la tienda, lo enchufamos en casa y nos ponemos a imprimir figuritas de Pitufos como locos. Hay un montón de factores, una serie de variables que hay que configurar, calibrar y aprender a utilizar, y a pesar de todo eso, siempre hay algo que no encaja y cuesta dar con la fórmula adecuada para imprimir todo lo que queramos. No es fácil, pero con trabajo, dedicación y esfuerzo sacamos los proyectos adelante.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
3D Printing
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 8 de Junio de 2015 - Actualizado a las 06:05h    
LA venta de impresoras 3D se ha disparado debido a que varias marcas han sacado modelos muy sencillos y a unos precios más asequibles que las primeras unidades puestas a la venta hace ya varios años. Yo llevo ya varias semanas trabajando con una impresora y sigo pensando lo mismo que antes; todavía no es un pequeño electrodoméstico que lo sacamos de la tienda, lo enchufamos en casa y nos ponemos a imprimir figuritas de Pitufos como locos. Hay un montón de factores, una serie de variables que hay que configurar, calibrar y aprender a utilizar, y a pesar de todo eso, siempre hay algo que no encaja y cuesta dar con la fórmula adecuada para imprimir todo lo que queramos. No es fácil, pero con trabajo, dedicación y esfuerzo sacamos los proyectos adelante.
El futuro no está en vender impresoras 3D sino en desarrollar proyectos alrededor de ellas. En Internet podemos encontrar los planos y las instrucciones para hacernos una en casa, pero eso no creo que reste ventas a los fabricantes que intentan incluirlas en las estanterías de los grandes almacenes. El problema está en la decepción de muchos compradores cuando llegan a casa y descubren que no todo es tan sencillo. Por eso, es mejor pensar qué proyectos podemos desarrollar y centrarnos en ir haciendo que nuestra impresora los lleve a cabo, paso a paso, sin prisas. Si seguimos esta regla nos vamos a encontrar con grandes sorpresas.
Falta gente formada en este tipo de artilugios. Nos estamos empeñando en pensar que son herramientas para usar en carreras técnicas, en los grados de Ingeniería, en la Formación Profesional en las ramas de Mecánica o Electrónica. Pero sí usamos estas impresoras para proyectos sanitarios, proyectos de alimentación o cualquier rama que se te ocurra. El otro día nos explicaba una empresa de marketing un proyecto para desarrollar artículos promocionales personalizados que si no se piden a gran escala es imposible encontrar un fabricante que los haga. En tres días la impresora confeccionó treinta unidades a un precio asequible.
Piensa en un proyecto, piensa en un negocio, piensa en algo que hasta ahora era imposible porque se necesitaba una infraestructura y una fábrica completa para hacerlo. Busca las empresas que trabajan con estos proyectos y tendrás la solución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada