martes, 3 de noviembre de 2015

SmartFarm (Agricultura Inteligente)

Mi columna en DEIA, SmartFarm (Agricultura Inteligente)

SmartFarm (Agricultura Inteligente)HAY explotaciones agrícolas donde la tecnología se ha desarrollado y puesto en práctica desde hace muchos años. Si supieras cómo funciona una cosechadora por dentro, cómo se puede arar un terreno utilizando únicamente el GPS o cómo los actuales fertilizantes actúan en el momento adecuado, te darías cuenta que los avances tecnológicos están presentes en el sector agrícola desde hace tiempo. Pero es la hora de una nueva revolución y va a venir de la mano del denominado Internet de las Cosas (IoT-Internet of Things) que nos va a ayudar a gestionar toda nuestra explotación, ya sea agrícola o ganadera, integrando la tecnología y la comunicación. Se trata de hacer inteligente a cada objeto de nuestra vida cotidiana mediante un sensor que nos envíe información. Todos estos objetos están unidos entre sí mediante una red que es controlada por un sistema que emite órdenes en tiempo real. Imagina el sistema de riego que recibe información sobre el grado de salinidad o humedad del suelo, al mismo tiempo que analiza el tiempo meteorológico y avisa a un dron para que fertilice determinada área.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
SmartFarm (Agricultura Inteligente)
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 26 de Octubre de 2015 - Actualizado a las 06:03h
HAY explotaciones agrícolas donde la tecnología se ha desarrollado y puesto en práctica desde hace muchos años. Si supieras cómo funciona una cosechadora por dentro, cómo se puede arar un terreno utilizando únicamente el GPS o cómo los actuales fertilizantes actúan en el momento adecuado, te darías cuenta que los avances tecnológicos están presentes en el sector agrícola desde hace tiempo. Pero es la hora de una nueva revolución y va a venir de la mano del denominado Internet de las Cosas (IoT-Internet of Things) que nos va a ayudar a gestionar toda nuestra explotación, ya sea agrícola o ganadera, integrando la tecnología y la comunicación. Se trata de hacer inteligente a cada objeto de nuestra vida cotidiana mediante un sensor que nos envíe información. Todos estos objetos están unidos entre sí mediante una red que es controlada por un sistema que emite órdenes en tiempo real. Imagina el sistema de riego que recibe información sobre el grado de salinidad o humedad del suelo, al mismo tiempo que analiza el tiempo meteorológico y avisa a un dron para que fertilice determinada área.
El uso de Internet de las cosas en el sector agrícola va a hacer mucho más eficaz el uso de los recursos de nuestras explotaciones, no vamos a malgastar ni agua ni fertilizantes. Cuantos más dispositivos, cuantos más datos seamos capaces de recibir y gestionar, nuestra instalación se parecerá a una SmartFarm. Entra en juego el Big Data, todos los datos que podamos acumular de nuestra explotación, el histórico de las cosechas, lo podremos utilizar para que los sistemas tomen sus propias decisiones. No solo nos van a facilitar el trabajo, sino que podremos gestionar qué día nos interesa hacer la recogida de la cosecha, tener mejores precios a la hora de gestionar la logística necesaria o tomar medidas contra posibles amenazas antes de que se produzcan.
Todo esto es real, no es algo que va a traernos el futuro, ya se está trabajando así en China o USA. Los drones ya se están utilizando, junto con cámaras de vídeo, para que nos visiten nuestro campo sin movernos de casa. Las vacas pueden llevar sensores que nos dicen dónde se encuentran o si han sufrido algún percance o intento de robo. Atentos a todo lo que nos queda por llegar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada