miércoles, 23 de abril de 2014

Ya no soy hipster

Mi columna en DEIA, Ya no soy hipster


Ya no soy hipsterMi época hipster ha terminado, al menos en cuanto a ese "look" que a tantos de los que me conocéis os ha sorprendido. A esa edad y ahora se nos hace hipster, me decían las amatxus que me conocían desde niño. Si quieres saber de lo que estoy hablando te invito a que entres en Google y que busques esa expresión. La verdadera razón por la que me tuve que hacer hipster es por una campaña que hemos estado realizando estos últimos meses para una multinacional. Sí, he ganado mucha experiencia, pero no hay forma de ganar un euro, aunque sé que todo llegará. Mis gafa-pasta, mi barba sin arreglar y afeitar de varios meses, mi traje y corbata eran parte de un experimento para conocer esta subcultura que surge hace muchos años y que ha tenido un renacer durante estos días

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
Ya no soy hipster
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 21 de Abril de 2014 - Actualizado a las 01:39h
Mi época hipster ha terminado, al menos en cuanto a ese "look" que a tantos de los que me conocéis os ha sorprendido. A esa edad y ahora se nos hace hipster, me decían las amatxus que me conocían desde niño. Si quieres saber de lo que estoy hablando te invito a que entres en Google y que busques esa expresión. La verdadera razón por la que me tuve que hacer hipster es por una campaña que hemos estado realizando estos últimos meses para una multinacional. Sí, he ganado mucha experiencia, pero no hay forma de ganar un euro, aunque sé que todo llegará. Mis gafa-pasta, mi barba sin arreglar y afeitar de varios meses, mi traje y corbata eran parte de un experimento para conocer esta subcultura que surge hace muchos años y que ha tenido un renacer durante estos días. 
Si una empresa quiere sacarle partido a la red, tiene que seguir a la tribu. Hay que saber cómo son las tribus a las que pertenecen nuestros clientes, observar a sus amigos y saber qué hay que contarles para que se enamoren de nuestra marca o de nuestro producto y que se conviertan en nuestros vendedores de una forma indirecta. El futuro no está en tener consumidores, el futuro está en conseguir "prosumidores": clientes que en una discusión sean capaces de sacar la cara por nuestra marca o que nos apoyen con consejos o ideas que la mejoren.
He dicho en muchas ocasiones que el contenido es el rey de esta partida que jugamos en el ecosistema digital. Tenemos que generar contenidos que provoquen conversaciones sobre sus intereses reales, sobre su manera de entender la vida, sobre su mundo, sobre su tribu. Cómo van vestidos, por qué se dejan barba, qué opinión tienen sobre el deporte, cuáles son sus referencias culturales, qué película mitifican, con qué música disfrutan. Con todo esto crearemos nuestro plan de comunicación para ellos, les daremos lo que nos pidan. No les estaremos engañando ni utilizando en ningún momento, porque a nosotros nos da igual pintar el producto de color azul o blanco, rojo o verde; lo que queremos es que nuestra tribu se sienta identificada verdaderamente con nuestro producto. A mí me encanta que me hagan las cosas fáciles y que me ofrezcan lo que realmente quiero. La red es el sitio perfecto para entender a tus clientes y aprender de ellos. No pierdas la oportunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada