lunes, 15 de abril de 2013

2013, año de la Declaración de la Ecografía

Mi columna en DEIA, 2013, año de la Declaración de la Ecografía

2013, año de la Declaración de la EcografíaAunque para el común de los mortales sea mas importante la aparición de populares medicamentos como antibióticos o la Viagra, para los médicos y los estudiantes de medicina, uno de los mejores inventos en el ámbito de la medicina, es una herramienta que les ayuda día a día en sus diagnósticos y en el seguimiento de las patologías. La ecografía. La ecografía es un procedimiento sencillo, no invasivo, en el que no se emplea radiación, y por eso se usa con frecuencia para visualizar el feto que se está formando.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
2013, año de la Declaración de la Ecografía
JUAN DE LA HERRAN - Lunes, 15 de Abril de 2013
LA AIUM, que es el instituto Americano de Medicina del Ultrasonido (ecografía) ha declarado el año 2013 como el año de la Ecografía, una campaña destinada a promover la integración generalizada del ultrasonido en todo el espectro de las escuelas y facultades de medicina y se invita a educar a sus colegas, inspirar a los estudiantes, y compartir su conocimiento de la ecografía durante todo el año. Entre las formas de apoyar esta iniciativa invitan a publicar un artículo centrado en el uso de la ecografía para resolver un problema en particular. Aunque por formación soy Ingeniero y especializado en nuevas tecnologías en muchas ocasiones he tenido que estudiar y desarrollar mis conocimientos en el campo de la Ingeniería clínica y por eso me apetece apoyar esta iniciativa, aunque sea simplemente con un artículo como divulgador científico.
Durante esta semana he tenido la oportunidad de ver trabajar en la nueva clínica del IMQ al doctor Gonzalo Solis al frente de un eco-Doppler, que es muy similar a un ecógrafo tradicional, si no fuera porque con él, somos capaces de visualizar las ondas de velocidad del flujo que atraviesa ciertas estructuras del cuerpo, por lo general vasos sanguíneos. He vuelto a certificar cómo este avance tecnológico no está valorado suficientemente por la sociedad. Si analizamos cuáles son para nosotros los más importantes descubrimientos científico/médicos en todas las listas nos encontramos que son acaparados por aquellas cosas que, por llamarlo de alguna manera, curan. Los antibióticos, los IBPs, las vacunas, los retrovirales y curiosamente la Viagra, ocupan los primeros lugares para el común de los mortales, mientras que para los profesionales médicos la ecografía está en casi todas las listas como uno de los tres primeros hallazgos de la medicina moderna.
Si hacemos una encuesta rápida siempre asociamos ecografía, con embarazo y ginecólogo, pero éste no es más que uno de los campos donde se utiliza. La ecografía es un procedimiento sencillo, no invasivo, en el que no se emplea radiación, a pesar de que se suela realizar en el servicio de radiodiagnóstico, y por eso se usa con frecuencia para visualizar fetos que se están formando. Y en esas dos palabras clave nos tenemos que fijar para entender todo el potencial de estos sistemas, sin radiación y no invasivo. Mi generación se pasaba hasta minutos dentro de la máquina de Rayos X mientras al otro lado de la pantalla nuestro médico le comentaba a nuestras amatxus lo bien que estaban nuestros pulmones. Esto hoy en día es impensable. Pero donde realmente la ecografía le da la vuelta a la medicina es en conseguir ver en aquellas partes de nuestro cuerpo donde, hasta ese momento, solo se podía acceder abriendo mediante cirugía. No somos realmente conscientes de las horas de hospitalización, procedimientos invasivos, intervenciones quirúrgicas y diagnósticos erróneos que se han conseguido reducir gracias a este sencillo aparato.
Tal y como avanza la tecnología seguro que te estarás preguntando cuándo veremos un ecógrafo conectado a nuestro smartphone o a nuestro tablet. Pues tranquilo, que ya está inventado y desde hace tiempo. La compañía de Redmon, el mismo sitio donde está instalada Microsoft, MobiSante, dispone de una sonda que se conecta, por el momento, a su propio teléfono inteligente o tablet y es más que un simple sistema portátil, ya que incorpora un gran número de funciones adicionales. Te imaginas una unidad de emergencias enviando por WiFi, y de forma segura, las imágenes, mientras al otro lado se están recibiendo y analizando en el hospital al que se está trasladando el paciente.
Las nuevas tecnologías van a ayudar al desarrollo de la medicina, pero hay que conseguir universalizar los avances tecnológicos y evitar que se continúe abriendo una brecha entre las generaciones que nacieron antes y después de Internet. El mero hecho de tener un título universitario no es condición suficiente para no convertirse en una analfabeto digital. Si a un profesional de la medicina se le exige que esté al día de todos los avances en su campo, también tendremos que darle tiempo y las condiciones necesarias para formarse en las nuevas tecnologías. Que cuenten conmigo para ello.

1 comentario:

  1. Sin duda muy buen artículo.
    Sobretodo la parte donde mencionas a la Ginecologia.
    Pues siempre es algo de suma importancia.

    ResponderEliminar