lunes, 18 de febrero de 2013

Telemedicina

Mi columna en DEIA, Telemedicina

TelemedicinaEn múltiples ocasiones, las noticias sobre los avances médicos, no llegan a nosotros, ya sea por falta de información en los medios generalistas o por falta de interés por nuestra parte. Únicamente nos centramos en conocer los últimos medicamentos más comunes, los que llegan a nosotros por parte de la publicidad. Últimamente se está hablando mucho de la receta electrónica y de todas las ventajas que conlleva, pero en esta ocasión, los que no terminan de afianzarse en las nuevas tecnologías, son los médicos. Este problema viene generado en la mayoría de las ocasiones por falta de entendimiento entre nosotros los informáticos y los propios médicos, a los que además de su dura labor de investigación y renovación continua en las nuevas enfermedades y tratamientos, les pedimos una inversión de horas en aprender algo que les obliga a cambiar sus procedimientos de trabajo.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
Telemedicina
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 18 de Febrero de 2013
Los más grandes avances en el mundo de la medicina no son percibidos por la sociedad, porque al final lo que buscan los pacientes es la solución a sus enfermedades y, por tanto, la mayoría de las veces la única noticia importante es la de la aparición de nuevos medicamentos. Si a esto unimos las campañas de promoción que los laboratorios hacen de cada uno de sus descubrimientos, los demás avances quedan en un segundo plano. El descubrimiento del ecógrafo es uno de esos ejemplos. Considerado por los médicos como uno de los 10 mejores inventos en el campo de la medicina, para los pacientes es tan solo una máquina más. Quién sabe cuántos avances tecnológicos hay detrás de una prueba de ADN o para qué sirve un cromatógrafo, si nosotros lo que queremos es que nos curen.
Algo parecido le está sucediendo a la telemedicina o a la inclusión de las nuevas tecnologías en el campo de la asistencia médica. Pero en este caso, creo que los que no han comprendido la trascendencia de algunos de estos avances o usos son los propios facultativos, principalmente porque no han tenido tiempo suficiente de adaptarse a todos estos cambios. Les estamos pidiendo que dediquen cada día un montón de horas a continuar estudiando los nuevos avances de diagnóstico y conocer los nuevos remedios y además aprender a utilizar herramientas informáticas que en la mayoría de los casos ralentizan su labor porque su rutina de trabajo es otra.
El retraso que se va a producir en la 'receta electrónica' o 'e-rezeta' creo que en parte es una consecuencia de todo esto. Por un lado los informáticos que lo vemos todo muy fácil y por otro lado los médicos usuarios del sistema que lo ven todo muy difícil. Supongo que ni lo uno ni lo otro, los dos campos tienen que remar en el mismo sentido y ayudarse a que sea un éxito. El que este sistema funcione seguro que es interpretado por cada mundo de una forma. Servirá para ahorrar costes, servirá para que los pacientes no abusen en las dosis de los medicamentos, servirá para tener un control más exhaustivo, servirá para que los pacientes no paguen por medicamentos que no consumen,... Seguro que todos tienen razón. Pero si la receta electrónica se implanta de forma correcta será el primer paso a una serie de avances que ya se están creando y probando en otros países.
Un ejemplo de estos avances se presentó el pasado mes de enero en la feria CES 2013 que se realiza en Las Vegas. Se trata del uBox, de Abiogenix, con el que esperan solucionar el peligroso problema de la falta de cumplimiento en la toma de la medicación por parte de muchos pacientes. El uBox es un pastillero inteligente que almacena y dispensa los medicamentos de forma segura en el momento adecuado y se sincroniza a un teléfono inteligente. Cuando llega el momento de tomar el medicamento (las horas están programadas de antemano en su smartphone), el uBox pita, se enciende, notifica al móvil y libera una sola dosis de sus 14 compartimentos. uBox no solo le recuerda que debe tomar su medicamento, sino que registra cuándo se libera una dosis mediante el envío de una notificación al teléfono. Pero si eres olvidadizo, también se puede involucrar a otros, como a un ser querido o a un médico. Estas personas, también pueden recibir notificaciones cuando usted haya tomado su medicamento. Ahora unamos este sistema a nuestra 'e-rezeta'. Recibiremos un aviso en el móvil cuando necesitemos ir a la farmacia porque los medicamentos están a punto de terminarse, al mismo tiempo que ya nos están preparando nuestra bolsita de pastillas para pasar a recoger.
Puede que podamos pasar sin este tipo de avances tecnológicos, pero creo que el futuro de la salud va a depender de la tecnología. En Australia, donde para muchas granjas el médico más cercano está a más de 200 kilómetros, la solución para hacer diagnósticos ha sido desde hace años a través de la cámara web. Hoy en día esto se ha sofisticado y existen equipos portátiles de análisis o de constantes vitales que transmiten un montón de información a los médicos, y que permiten una atención primaria muy eficaz. Supongo que no es lo mismo que visitar al médico pero a veces la calidad de vida está en poder elegir el sitio donde quieres vivir, no en vivir donde está el hospital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada