lunes, 2 de diciembre de 2013

Regálate un phablet

Mi columna en DEIA, Regálate un phablet.

Regálate un phabletPor poco que nos guste, llegadas estas fechas, no nos queda mas remedio que empezar a pensar en la Navidad, en las comilonas, en los compromisos familiares, y como no... en los regalos. Desde hace algunos años, la tecnología ha sido el regalo estrella en estas fechas. Cuando aparecieron los smartphones, todo el mundo quería uno en su calcetín navideño, y poco después, aparecieron las tablets y hubo que colgar calcetines mas grandes para que pudieran recibir este regalo. Pues bien, la evolución nos ha traído una fusión entre estos dos Gadgets. Los PHABLET.


DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
Regálate un phablet
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 2 de Diciembre de 2013     
Por ahí lo llaman phablet, phonepad y tabletphone, pero el término tabletófono que he utilizado muchas veces de forma peyorativa, define perfectamente a este nuevo tipo de teléfonos móviles que ha venido para quedarse, no es una moda pasajera. Empezamos pensando que el tamaño perfecto para una tablet era de 10 pulgadas, pero cuando descubrimos la verdadera utilidad de las mismas, consumir contenidos en cualquier lugar, las fuimos haciendo más pequeñas. Los primeros smartphones contaban con pantallas de 2 pulgadas pero sabíamos que si queríamos aprovechar todas sus posibilidades, estas pantallas tenían que crecer mucho más. Por tanto el phablet es la convergencia entre los tablets y los teléfonos móviles.
En la actualidad este tipo de smartphones tienen como mínimo 5 pulgadas de tamaño. La mayoría de los fabricantes no quería pasar de la frontera de las 4,5 pulgadas, ya que se supone que éste es el tamaño que nos permite seguir usando el teléfono con una sola mano, ya que nuestro pulgar se puede deslizar por todo ese tamaño de pantalla. A partir ahí podemos encontrar todo tipo de tamaños en cada fabricante y por tanto todo un elenco de precios. Recuerda que ningún operador de telefonía regala terminales de ningún tipo. Te los van a cobrar en un contrato de permanencia de muchos meses y asociado a una tarifa que no suele ser la más adecuada para ti, pero sí para ellos. Es verdad que es una pago a plazos, pero con un interés muy alto.
Si buscas una de las marcas conocidas tendrás que tener entre 400 y 600 euros para hacerte con uno de estos terminales. Pero desde hace meses están apareciendo marcas alternativas que pueden parecerte desconocidas, pero detrás de ellas hay fabricantes de tecnología con una reputada solvencia, por lo que son una alternativa perfecta. Puedes tener uno de estos aparatos libres desde 200 euros, válido para cualquier operador. En qué me tengo que fijar cuando quiera uno de estos terminales alternativos: que el procesador sea de 4 núcleos, mejor 2 GB de memoria RAM, la memoria ROM de 32 GB, la cámara frontal de al menos 8 Mp. Y si usas dos móviles, empresa y personal, puedes meter las dos tarjetas SIM en estos equipos y operar de forma simultánea con un número u otro. ¿Quién da más?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada