lunes, 16 de julio de 2012

Repite conmigo: "Twitter no es una red social"

Mi columna en DEIA, Repite conmigo: "Twitter no es una red social"

Repite conmigo: "Twitter no es una red social"
No cabe duda que la mayoría de los usuarios de las redes sociales las han descubierto hace poco tiempo, a pesar de que algunas ya llevan años entre nosotros. So muchos los usuarios que entran por probar, por saber que son o por la indicación de algún amigo o miembro de la familia. Por desgracia no hay un manual que nos explique para que sirven o cual es su utilidad y muchas veces caemos en el desanimo o en el desasosiego de no conocer realmente donde nos encontramos.
Con Twitter además de todo esto ocurre otro hecho significativo. Muchos de los usuarios no saben realmente para que sirve y por tanto, no acaban de darle la verdadera utilidad que tiene. Saber utilizar Twitter, no como una red social, sino como un sistema de intercambio de información y noticias, ese es el quiz de la cuestión. Espero que con el artículo de hoy le podamos resolver las dudas a muchos de los usuarios que tiene, antes de que acaben de no usarlo por no encontrarle una utilidad.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
Repite conmigo: "Twitter no es una red social"
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 16 de Julio de 2012 - Actualizado a las 05:37h    
AL principio me costó entender Twitter, ya que quien me animó a empezar a utilizarlo, allá por el año 2009, trataba de vendérmelo como una red social en la que los amigos se comunicaban entre si utilizando mensajes de únicamente 140 caracteres. Allí me lancé yo a seguir a mis amigos y a animarles a ellos a que me siguieran. Así estuve un tiempo contándoles noticias de nuevas tecnologías pero desesperándome al tratar de meterlas en poco más de 3 líneas de texto. Luego me comenzó a seguir y leer gente que no conocía de nada pero a los que empecé yo también a leer, cuando vi que decían cosas interesantes sobre internet, las redes sociales o el mundo de la informática. Y un buen día vi la luz y descubrí que Twitter no era una red social, ni un blog (o servicio microblogging, como lo llaman los puristas del tema), ni un servicio de SMS a través de web. Pero entonces, ¿qué era Twitter?
La noche que vi la luz, estaba leyendo los mensajes o Twitts que habían publicado durante todo ese día, aquellos a los que seguía. Hacía pocos días que había empezado a seguir a un amigo y profesor de Berkeley y, casualmente, sus mensajes mencionaban cuáles eran los artículos más interesantes de cuatro revistas americanas que solía leer a ratos. Acababa de darme cuenta que el seguir a este amigo me ayudaba a obtener cada mes la información que necesitaba sin perder el tiempo leyendo artículos que no tenían ningún interés para mí. Que nadie se equivoque, es imposible resumir un artículo o un libro en 140 caracteres, pero sí escribir tres mensajes con las direcciones web más útiles o interesantes. Un sueño hecho realidad.
Ya conocía el verdadero significado de Twitter. Lo complicado es que estas personas te encuentren y que tú encuentres a aquellas que disponen de la información que necesitas. Pero en Twitter lo importante es la bidireccionalidad. Por un lado, tienes que publicar sobre los temas que domines o conozcas. No hay que intentar demostrar nada a nadie. Si eres un experto en pesca con mosca habla de ello, dinos cuáles son los mejores sitios donde pescar, las técnicas que utilizas, tus aventuras y desventuras o cuál es tu tienda o tiendas favoritas para encontrar artículos para el pescador. A la vez, irás buscando en la red a otras personas con tus mismos intereses o quizás, las tiendas que has mencionado en tus mensajes se unirán a Twitter y, si son hábiles, sacarán ofertas para que solo los seguidores que utilicen este canal, se puedan beneficiar de ellas. Poco a poco irás descubriendo que lo importante es saber a quién seguir, quién te ofrece información más allá de la que tú conoces, y quizás empieces a descartar a algunas personas que seguías o algunos te descartarán a ti. Si lo tengo que definir de alguna forma, diría que Twitter es un servicio de noticias de todo tipo, en el que seleccionas quién quieres que te las cuente y donde además puedes participar contando las tuyas. Aquellos a los que les agrade la forma en la que tú narras las cosas, te elegirán a ti como comentarista poco a poco.
La gran ventaja de Twitter es que se trata de un servicio abierto, cualquiera puede ver lo que escribes y puedes ver lo de cualquiera. Si mandas un correo electrónico a tus amigos preguntándoles si la cervecera a la que vas a ir este fin de semana tiene columpios para los niños, recibirás y leerás la respuesta únicamente tu. Ningún otro amigo lo sabrá si no compartes con ellos esa información. Ahora imagina que en lugar de un correo electrónico, lanzas esa misma pregunta en un sitio en el que cuando un amigo te responda, todos los demás también ven esa respuesta. ¿Vas viendo cómo funciona Twitter?
Por cierto, para aquellos que estéis usando ya Twitter, o si este artículo os ha animado a utilizarlo, podéis contactar conmigo utilizando mi dirección @JuanDeLaHerran. Hasta ahora siempre he contestado y comentado todo lo que me llega. Solo espero poder seguir haciéndolo por mucho tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada