lunes, 7 de enero de 2013

Las 10 tendencias tecnológicas de 2013 (I)

Mi columna en DEIA, Las 10 tendencias tecnológicas de 2013 (I)

Las 10 tendencias tecnológicas de 2013 (I)HE estado repasando todas las revistas y artículos que hablaban sobre las tendencias que se harían realidad en el año 2012 y resulta curioso cómo muchos han dado en la diana, a pesar de que en tiempos de crisis las cosas suelen cambiar sin saber uno mucho cómo o por qué. A la vista de estos resultados he decidido hacer mi propio hit parade de tendencias tecnológicas para el año 2013. No trato de adivinar el futuro, solo me fijo en lo que está ocurriendo y cómo se están moviendo los mercados tecnológicos. Sí, en esto también hay mercados, no se vayan ustedes a pensar que la tecnología es inmune a ellos, pero de lo que sí que estoy seguro es de que gracias al impulso de este tipo de aplicaciones y de empresas estoy viendo un camino para salir de la crisis, pero de esto hablaremos otro día, ahora vamos con la bola de cristal.
DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
Las 10 tendencias tecnológicas de 2013 (I)
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 7 de Enero de 2013 - Actualizado a las 05:34h         
HE estado repasando todas las revistas y artículos que hablaban sobre las tendencias que se harían realidad en el año 2012 y resulta curioso cómo muchos han dado en la diana, a pesar de que en tiempos de crisis las cosas suelen cambiar sin saber uno mucho cómo o por qué. A la vista de estos resultados he decidido hacer mi propio hit parade de tendencias tecnológicas para el año 2013. No trato de adivinar el futuro, solo me fijo en lo que está ocurriendo y cómo se están moviendo los mercados tecnológicos. Sí, en esto también hay mercados, no se vayan ustedes a pensar que la tecnología es inmune a ellos, pero de lo que sí que estoy seguro es de que gracias al impulso de este tipo de aplicaciones y de empresas estoy viendo un camino para salir de la crisis, pero de esto hablaremos otro día, ahora vamos con la bola de cristal.
Las tablets. Las tabletas están comiendo cuota de mercado a PC y portátiles por todo el mundo, y solo en los EE.UU. habrá cerca de 90 millones de personas que serán propietarios de uno de estos cacharros en 2014. Sí, ¿pero cómo me va a afectar esto a mí o a mi empresa? Los consumidores estamos cambiando la forma y modo de acceder a internet, nuestra forma de comprar, de consumir publicidad, nuestro ocio, y las empresas no pueden dejarlo a un lado, hundir sus cabezas en la arena como el avestruz.
Cloud computing. La nube. Algunos empezaron teniendo una cuenta de correo en la red, y hoy raro es quien no cuenta ya con servicios como Dropbox o Google Drive con los que almacenamos y compartimos archivos, empresas con su contabilidad en la red, programas de gestión de proyectos que nos facilitan trabajar con cualquiera sin necesidad de tener que levantarnos e ir a su mesa. Las empresas están dejando atrás sus miedos y preocupaciones sobre la seguridad y privacidad y están entrando en la nube, desplegando desde ella servicios de atención al cliente, comunicaciones o redes sociales corporativas.
Big Data. Ya escribí una columna sobre Big Data en 2012, y se seguirá hablando de ello en 2013 y 2014. Cada vez disponemos de más y más información y datos de los usuarios, de los consumidores. Cada vez que entramos en una web, en una red social, dejamos detrás información sobre gustos, aficiones, amigos y todo tipo de detalles. Conseguir extraer algo de sentido a toda esta información con la que contamos sólo va a ser posible mediante sistemas de tratamiento y análisis de datos debidamente preparados.
Monederos móviles. Ya está funcionando la tecnología NFC (Near Field Communication), que permite realizar pagos de manera sencilla y segura mediante un teléfono móvil. Cientos de iniciativas surgen por todas partes, todas interesadas en que el teléfono no se quede atrás y termine siendo nuestra cartera. Google Wallet, PayPal, Visa, e incluso se rumorea que hasta Groupon está desarrollando su propia solución. ¿Adiós al dinero físico? Veremos quién se lleva el premio y se convierte en el líder de este mercado que algunos ven prometedor.
Apps móviles. Los smartphones están cada vez más omnipresentes. ¿Quién compra ahora un teléfono que solo sirve para hablar por teléfono? En 2013 se espera que en USA haya más accesos a internet en movilidad que en PC de sobremesa o portátiles. Y eso que cada vez lo utilizamos menos para hablar y más para cualquier otra cosa, desde hacer fotos, jugar, escribir y leer correos electrónicos, ver televisión, leer libros o revistas, mandar mensajes de amor y de otro tipo, escuchar música, interactuar socialmente con nuestros miles y miles de amigos de las redes sociales, buscar trabajo. Sea lo que sea que hagamos, todo debe estar adaptado a esas pequeñas pantallas. Tenemos que hacer las cosas en el momento. Y no podemos olvidarnos de las implicaciones y posibilidades que, para muchos negocios, tiene que la máquina nos cuente dónde nos encontramos en ese momento gracias a la geolocalización o a servicios tipo Foursquare.
Hasta aquí las 5 primeras, la semana que viene continuaremos con las 5 siguientes, aunque en esto de la tecnología nunca sabemos qué nos depararán las cosas y lo mismo aparecemos con otras 10 distintas. Eso es lo malo de todo esto, o quizás lo bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada