viernes, 24 de octubre de 2014

Privacidad y vacaciones

Mi columna en DEIA, Privacidad y vacaciones

Privacidad y vacacionesSI tienes la suerte de disfrutar de vacaciones en verano y no las estás pasando en el balcón de tu casa con los pies refrescándose en un balde de agua sino en una isla paradisíaca, seguro que ya has compartido fotos en tu red social favorita y todos tus amigos habrán dado al like (me gusta) e incluso realizado un montón de comentarios. Somos así, nos gusta compartir con los demás nuestros éxitos y en las redes sociales hemos encontrado una plataforma en la que de alguna forma, poder llegar inmediatamente a todas nuestras amistades con la información que, a nuestro modo de ver, pueda ser interesante. Si no usas las redes sociales te estás perdiendo algo diferente a lo que conocías hasta ahora, te animo a que lo pruebes para saber si te gustan o no.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
Privacidad y vacaciones
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 4 de Agosto de 2014 - Actualizado a las 06:01h     
SI tienes la suerte de disfrutar de vacaciones en verano y no las estás pasando en el balcón de tu casa con los pies refrescándose en un balde de agua sino en una isla paradisíaca, seguro que ya has compartido fotos en tu red social favorita y todos tus amigos habrán dado al like (me gusta) e incluso realizado un montón de comentarios. Somos así, nos gusta compartir con los demás nuestros éxitos y en las redes sociales hemos encontrado una plataforma en la que de alguna forma, poder llegar inmediatamente a todas nuestras amistades con la información que, a nuestro modo de ver, pueda ser interesante. Si no usas las redes sociales te estás perdiendo algo diferente a lo que conocías hasta ahora, te animo a que lo pruebes para saber si te gustan o no.
Pero en muchas ocasiones no sabemos utilizar este tipo de herramientas de la forma adecuada. La privacidad en la red la manejas tú pero tienes que saber cómo hacerlo. Un error muy común es el de publicar fotos o comentarios en nuestros muros, que son visibles no sólo por nuestros amigos sino por cualquiera que se acerque a nuestro muro. Aunque en la actualidad, las configuraciones por defecto de privacidad tienden a ser cada vez más cerradas, es un hecho que no solemos consultar el estado en que se encuentra. Te animo a que busques la opción privacidad y que veas que puedes llegar a publicar algo y solo tú vas a tener visibilidad sobre ello.
Para no equivocarnos en qué información queremos dar a nuestra familia, cuál a nuestros amigos y cuál a todo el mundo, te aconsejo que metas en grupos o círculos a todas tus amistades. A la hora de publicar, te tienes que fijar a qué grupo quieres que vaya esa foto, así impides que otras personas la puedan ver. Nos volvemos locos por decirle a un vecino que nos recoja la correspondencia, ponemos un temporizador que encienda una luz a determinadas horas para que los cacos no sepan que estamos de vacaciones y luego publicamos una foto tumbados a la bartola en una playa de Ibiza para que todo el mundo se entere de que no estamos en casa. Publícalo si quieres, pero recuerda, tienes que filtrar a quién va a llegar todo esto. Vicent Cert, un evangelista de Internet, dice que la privacidad en realidad no existe, ni ha existido. En qué pueblo de menos de mil habitantes no sabe todo el mundo lo que le pasa a todo el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario