lunes, 3 de noviembre de 2014

E-bola

Mi columna en DEIA, E-bola

E-bolaDICESE de aquellas mentiras y bulos que están inundando con contenidos falsos, redes sociales, listas de whatsapp y correos electrónicos, con el único fin de crear alarma social y en el último caso que sus autores sean multados. Y me centro en esto último porque, al contrario que cuando alguien decide lanar un bulo mediante el boca a boca, que es muy complicado saber quién lo ha iniciado, en la red, a no ser que seas un experto planificando tu bulo, existe lo que denominamos la huella digital. Vamos rastreando quién mandó a quien, de quién hemos recibido y al final se descubre el origen del rumor.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
E-bola
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 13 de Octubre de 2014 - Actualizado a las 06:03h 
Dícese de aquellas mentiras, patrañas y bulos que están inundando con contenidos falsos, redes sociales, listas de whatsapp y correos electrónicos, con el único fin de crear alarma social y en el último caso que sus autores sean multados. Y me centro en esto último porque, al contrario de lo que sucede cuando alguien decide lanar un bulo mediante el boca a boca, que es muy complicado saber quien lo ha iniciado, en la red, a no ser que seas un experto planificando tu bulo, existe lo que denominamos la huella digital. Vamos rastreando quien mando a quien, de quien hemos recibido y al final se descubre el origen del rumor.
La verdad es que son verdaderos artistas los difusores del rumor. Dedican horas a crear una página web con la portada de un periódico real. Horas de retoque fotográfico que bien podrían dedicar a su familia o una ONG. Pero no, buscan su minuto de gloria y encuentran un caldo de cultivo que amplifica su inocentada. Pero el sentido común, que parece que se ha perdido en aquellos que reenvian los bulos, es la mejor arma para luchar contra ello. No podemos dar por cierta cualquier información que nos llega sin fijarnos en la fuente de esa noticia. Aprender a utilizar Internet, no es sólo saber manejar la herramienta o el dispositivo, es saber distinguir y diferenciar las informaciones que podemos encontrar a un golpe de click. Cualquiera puede escribir un blog, hacer una página web o poner sus ideas y opiniones dentro de su perfil social. Hace años se puso de moda  poner en determinados productos “Anunciado en TV”, como si eso fuera sinónimo de calidad o un aval de que acertamos en nuestra compra. Hay que fijarse en el producto no en su publicidad.
Algunos medios de comunicación también están aprovechando el rio revuelto para vender su producto. Me fijo en un titular de un diario digital que dice: Me puedo contagiar si comparto mi peine con otra persona, para luego explicarnos las formas en las que este virus se contagia. No hubiera sido mejor titularlo: Como se transmite el virus del ébola. Quizás este último titular no venda tanto como el primero, pero veras como alguien manda un mensaje de wahtsapp diciendo que ha leído en algún sitio algo sobre que el ébola se puede contagiar por los peines. Usemos el sentido común, por favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada