lunes, 4 de febrero de 2013

Alerta roja, ordenador estropeado

Mi columna en DEIA, Alerta roja, ordenador estropeado

Alerta roja, ordenador estropeadoSIEMPRE pensamos que no nos va a tocar a nosotros, que nuestro ordenador portátil, nuestra tablet o smartphone van a durar eternamente sin ninguna avería o accidente. Cuando eso nos pase, seguramente ya no nos acordaremos de si el equipo continúa en garantía o no, dónde hay que llevarlo o a qué teléfono llamar para saber qué hacer en estas situaciones. Por eso, vamos a empezar por saber lo que hay que hacer antes de que lleguemos a ese momento. Unas pequeñas normas que pueden hacer que ese fatídico día se resuelva como una mera anécdota.
DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
Alerta roja, ordenador estropeado
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 4 de Febrero de 2013 - Actualizado a las 05:35h        
SIEMPRE pensamos que no nos va a tocar a nosotros, que nuestro ordenador portátil, nuestra tablet o smartphone van a durar eternamente sin ninguna avería o accidente. Cuando eso nos pase, seguramente ya no nos acordaremos de si el equipo continúa en garantía o no, dónde hay que llevarlo o a qué teléfono llamar para saber qué hacer en estas situaciones. Por eso, vamos a empezar por saber lo que hay que hacer antes de que lleguemos a ese momento. Unas pequeñas normas que pueden hacer que ese fatídico día se resuelva como una mera anécdota.
Nada más comprar un ordenador o cualquier otro dispositivo debemos saber que la legislación actual dice que nos tienen que dar dos años de garantía, diga lo que diga el fabricante. Ya no es necesario buscar la garantía, rellenarla y acercarnos de nuevo a la tienda a que nos la sellen. El propio tique de compra o la factura son en sí la garantía del producto. Mi consejo es que además del tique, en ese mismo momento pidamos una factura, a nuestro nombre, con nuestro número de DNI y que la guardemos en una carpeta donde estén todas las garantías de los productos que tengamos en casa, lavadora, secador de pelo o un reloj. Además junto a la factura incluiría otra hoja donde esté el teléfono y la dirección web del servicio de asistencia técnica de nuestra marca. Cuando el ordenador esté estropeado seguramente no tendremos acceso a internet en ese momento y nos puede costar un tiempo importante buscar esta información. Conviene de vez en cuando mirar si el servicio de asistencia técnica ha cambiado y mantener esta información actualizada.
Al contrario que otros dispositivos del hogar, los ordenadores de marca conocida, especialmente los portátiles, ya no tienen tiendas u oficinas donde llevarlos para la reparación en garantía. Deberemos llamar a un teléfono donde después de dar todos nuestros datos, nos harán conectarnos a internet, donde otra vez tendremos que meter esos mismos datos y nos llegarán por correo electrónico las instrucciones para el envío de nuestro equipo. Es muy importante guardar la caja original, ya que de esta forma nos será mucho más sencillo empaquetar el ordenador que un servicio de mensajería pasará a recoger de forma gratuita. Pero antes, debemos salvar todos nuestros datos o eliminar del mismo la información que consideremos importante o privada, ya que no podemos permitir que la misma viaje a no sabemos dónde y esté expuesta a los ojos o las manos de cualquiera. Como el ordenador está estropeado para salvar los datos recurriremos a sacar el disco duro y conectarlo en otro equipo donde hacer la copia de los datos y desde donde borrar esa información ya salvada. Esto es una tarea muy sencilla, pero si no nos sentimos capacitados para hacerlo o no disponemos de la ayuda necesaria, el amigo informático, lo mejor es buscarnos una pequeña tienda de ordenadores donde nos puedan llevar a cabo esta labor. Tanto si es un equipo portátil como uno de sobremesa es muy sencillo extraer el disco duro, colocarlo en lo que denominamos una bahía externa y llevar a cabo esta labor.
Si el equipo no está en garantía lo mejor es buscar una de estas tiendas, que por desgracia, cada día van quedando menos, donde nos pueden hacer una inspección y un presupuesto casi inmediato. En caso de que ellos no den con el problema, siempre nos quedará la posibilidad de mandarlo al servicio técnico oficial, pero en este caso tendremos que correr nosotros con los gastos de envío, pagar el presupuesto y además el coste que tenga la reparación del mismo. Estos pequeños servicios de reparación pueden, en muchas ocasiones, resolvernos con un simple vistazo cualquier problema que tengamos, tanto de hardware como de software. En sus talleres disponen de los medios adecuados para recuperarnos los datos de nuestros discos duros, eliminarnos esos malditos virus que somos incapaces de quitar a pesar de tener el antivirus actualizado y nos pueden dar consejos para alargar la vida del equipo añadiendo más memoria o una tarjeta gráfica más potente. Si el ordenador se estropea, piensa primero en pasar por allí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada