lunes, 20 de mayo de 2013

Economía de Atención en 2.300 caracteres

Mi columna en DEIA, economía de Atención en 2.300 caracteres

En plena era de la información, en la que la cantidad de datos, documentos, textos, material multimedia y todo tipo de recursos aumenta exponencialmente cada día que pasa, se hace necesario ser capaz de resumir y ceñirnos a lo realmente importante a la hora de contar las cosas. La atención se ha convertido en un recurso valiosísimo.
DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
Economía de Atención en 2.300 caracteres
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 20 de Mayo de 2013  
Me preguntan por qué hemos reducido el tamaño de la columna, en concreto a 2.300 caracteres. Hay dos razones para ello. Una la sabe el maestro armero y la otra, la importante, es por el término que en el año 2001 acuñó Thomas H. Davenport en su libro titulado La Economía de la Atención. Ya en agosto del año pasado escribí sobre un concepto complementario, la infoxicación. Según Davenport y Beck, consultores de Accenture, la gran cantidad de información existente hace que la atención sea el recurso más escaso en el mundo de los negocios, más escaso que el talento o la tecnología.
Millones y millones de documentos circulan anualmente en las oficinas y empresas de todo el mundo. El tráfico de Internet se duplica cada doscientos días. Cada dos días se genera tanta información como la que existía hasta el año 2003. Con esta perspectiva el nuevo recurso no son las ideas, ni siquiera el talento, sino la atención. Las empresas de hoy en día están condenadas al desastre a menos que consigan superar los déficits de atención que amenazan con alterar sustancial y negativamente el concepto de trabajo actual. Hay cuatro ideas fundamentales para la gestión de la atención en la empresa: primero, la evaluación y la distribución de la atención; segundo, la comprensión y el equilibrio de sus dimensiones psicológicas; tercero, el dominio de las tecnologías más recientes y más eficaces; y cuatro, la asimilación de las enseñanzas de otros sectores, como la publicidad.
Un ejemplo tecnológico que explica la relación entre atención, tiempo y contenidos ocurrió el pasado mes de marzo, cuando Yahoo! desembolsó 30 millones de dólares por Summly, una aplicación de lectura de noticias creada por Nick D'Aloisio, un joven de 17 años que aún va al instituto. Se trata de una aplicación gratuita para iPhone que recoge noticias de distintos temas y fuentes, que resume automáticamente en un único párrafo de 400 caracteres. ¿Cuál es el siguiente paso? Que el sistema sea capaz de mostrarme las noticias en el móvil en función de mis intereses o por el punto geográfico en el que me encuentre, como avisarme de un accidente en la autopista antes de entrar en ella. Pues vete instalando Google Now que ya hace todo eso, y más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada