lunes, 10 de junio de 2013

Pagar la pizza con el móvil

Mi columna en DEIA, Pagar la pizza con el móvil

Pagar la pizza con el móvilHace ya años que mi abuelo se paseaba indignado por todas partes diciendo que él no quería plásticos, que eso no valía para nada. En ese momento sacaba del bolsillo un fajo de billetes enganchados con una pinza, que a su vez estaba unida con una cadena a su cinturón y pagaba lo que tocara en ese momento.
Además de esto también blasfemaba cuando veía a alguien hablando con el móvil por la calle (por aquél entonces se veía poca gente con móvil) y se refería a el como un "tonto enganchado al trabajo".
Aunque no me gusta recurrir a frases hechas, he de hacerlo... si mi abuelo levantara la cabeza...


DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
Pagar la pizza con el móvil
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 10 de Junio de 2013
Ahora sí. El pasado enero me aventuraba a decir que para este verano ya se podrían realizar pagos utilizando nuestro teléfono móvil como si fuera una tarjeta de crédito. Si bien ya existen comercios y lugares en los que este sistema ya está funcionando, los taxis de Pamplona son un ejemplo, necesitaba que una gran empresa fuera la primera en lanzar los pagos de esta forma. Y ya tenemos a una gran franquicia de las pizzas que va a permitir usar una de estas aplicaciones de monedero móvil para que efectuemos nuestros pagos sin que el dinero físico aparezca por ninguna parte.
El método de pago elegido por esta compañía no utiliza la tecnología NFC, que es la apuesta de futuro de casi todas las empresas, sino el del monedero mediante códigos. Debemos instalar una aplicación gratuita en nuestro smartphone y asociar nuestras tarjetas de crédito. Cuando queramos realizar el pago solo es necesario generar el código con la cantidad y seleccionar la tarjeta que nosotros queramos, todo ello tecleando el código de seguridad adecuado. El comercio escanea ese código QR o código de barras y ya hemos pagado. Ya no necesitarás cargar con los dichosos papelitos de las compras con tarjeta. Todos los recibos quedarán almacenados en nuestro móvil y si usas tarjetas de fidelización, el propio comercio te añadirá los puntos que te correspondan sin tener que hacer nada más. En el otro lado, el comercio no necesita un datáfono físico ya que el control de todas las transacciones lo realiza mediante un ordenador o una tablet.
El futuro de los monederos móviles está en el NFC. Este sistema permite realizar el pago escribiendo la cantidad, tecleando nuestro código de seguridad y aproximando nuestro teléfono al datáfono. Para ello será necesario modificar todos los puntos de venta para que acepten este sistema de pago y, además, nuestro teléfono deberá ser compatible con la tecnología NFC.
Apenas un 2% de los comercios tiene un terminal NFC y una proporción parecida de móviles en manos de los consumidores. Te imaginas la escena, nuestros txikiteros en la taberna de turno, como si fueran pistoleros de las películas de vaqueros de la tarde, por ver quien saca antes su teléfono móvil y pulsa la cantidad para realizar el pago. Tiempo al tiempo. De momento, esta pizza la pago yo, eso sí, con el móvil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada