lunes, 8 de julio de 2013

Vender lo invendible

Mi columna en DEIA, Vender lo invendible

Vender lo invendibleEn los tiempos que corren, cualquiera puede disponer de un canal de venta, un sitio donde poder comerciar con cualquier artículo que se nos ocurra. 
Pero esto no hace mas sencillo el vender, no solo es tener el canal de venta, existen mas factores que pueden hacer que lleguemos al cliente potencial y conseguir así vender lo invendible.

DESCONOZCO QUE CONOZCO

Vender lo invendible
JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 8 de Julio de 2013          
Hace años, en uno de los cursos que sobre nuevas tecnologías imparto para empresas, los alumnos se sorprendieron de lo sencillo que era crear un comercio electrónico. Si en aquel momento ya existían muchas herramientas y plataformas para desarrollar este tipo de negocios, imagínate hoy en día lo que ha podido crecer esta cifra, siendo muchas de ellas completamente gratuitas. Meses después no sólo la compañía en cuestión empezó a ofrecer sus productos por la web sino que muchos de sus empleados se dieron cuenta del potencial que tenían en sus manos y empezaron a ofrecer la compra venta de productos relacionados con sus aficiones. El caso de mayor éxito fue el de una persona que en sus ratos libres se dedicaba a comprar coches en desguaces, bueno, solo el Mini  Cooper de los 70, buscar las piezas y componentes originales que le faltaban y después poner estos clásicos restaurados a la venta. Al final dejó de hacerlo porque según decía, desde que montó el comercio electrónico ganaba más dinero con la venta de piezas sueltas y todo resultaba tan sencillo de encontrar que le restaba el aliciente que tenía antes cuando visitaba los desguaces.
Pero si en la actualidad es tan fácil construir un comercio electrónico, la logística ya no es un problema, todas las compañías de transporte tienen unas tarifas especiales para este tipo de servicios, y cada vez los consumidores nos atrevemos a comprar más mediante este sistema, ¿donde está la parte complicada? La respuesta es sencilla, podemos ponernos a vender lo invendible, seguro que hay alguien que lo quiere comprar, pero los compradores tienen que saber que existimos, que tenemos esos productos a la venta, porque si no te va a ocurrir como esas empresas que se gastan miles de euros en su comercio por Internet y que todavía no han sido capaces de vender ni un tornillo. Sólo dos consejos: Intenta vender aquello que no tenga una canal de venta tradicional. Es más fácil que alguien busque las piezas de una de tus máquinas estropeadas, y que tienes muerta de risa en el almacén, para usar como recambio de sus máquinas, a que este buscando uno de tus tornillos que se encuentran en cualquier ferretería. Y si no sabes cómo hacer que sepan de ti, busca un profesional del SEO que te ayude a lograrlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada