lunes, 24 de junio de 2013

'Growth hacking'

Mi columna en DEIA, "Growth Hacking"

'Growth hacking'Pronto estará en boca de todos el concepto del Growth Hacking, una figura que se presenta indispensable en la empresa, que aunará todas las herramientas que la empresa tiene a su alcance, para desarrollar campañas y ofrecer contenidos a los potenciales clientes de nuestro negocio, captándoles mediante contenidos interesantes y valiéndose de medios ya accesibles para cualquiera, como pueden ser las redes sociales, creando conversación y atendiendo directamente a todas las consultas de los clientes a través del Blog, ejerciendo una escucha permanente en los medios para localizar y poder dar soluciones a problemas y utilizando cualquier herramienta de las que proliferan a diario tanto en el mundo on line como en el off line. Todo esto para cumplir el objetivo de cualquier empresa, vender, pero dando un servicio de calidad para el cliente.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO

'Growth hacking'
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 24 de Junio de 2013
HACE meses que voy contando, especialmente a los autónomos, negocios y empresas muy pequeñas, que gracias a internet y sobre todo a las redes sociales, pueden empezar a aplicar técnicas de marketing que les permitan, además de posicionarse, hacer marca y ser más conocidas, vender más. Este tipo de técnicas, ahora al alcance de su mano, se ha empezado a llamar con uno de esos buzzword que todavía no tienen traducción, el growth hacking. Dentro de unos meses nos encontraremos a todo el mundo hablando de ello, así que si no escribía un artículo con este titular, creo que reviento.
Inicialmente está pensado para las empresas de nueva creación (Start-Ups) pero es muy sencillo extrapolarlo a las pequeñas y medianas empresas que han tocado techo en cuanto a clientes y ven la necesidad de encontrar nuevos mercados, o incluso de internacionalizarse. Si hasta hace poco el poder disponer de las herramientas on line para generar un plan de marketing en condiciones quedaba en exclusiva para las grandes corporaciones, las redes sociales han democratizado todo este panorama ya que nos encontramos con sistemas muy económicos, cuando no son gratuitos.
Todos tenemos claro que es necesario disponer de una presencia en internet, blog y redes sociales, dinamizar con contenidos interesantes que atraigan a nuestros clientes, resolver las situaciones de crisis a las que nos exponemos al permitir que cualquiera escriba sobre nosotros. El growth hacker va todavía un paso más allá. Utiliza todas las herramientas disponibles, las métricas, la programación, las campañas, la vigilancia tecnológica, él mismo es un influencer que utiliza sus contactos para viralizar contenidos, diseñar estrategias de crecimiento... En definitiva, su objetivo es el de vender, vender y vender.
Hace años, si una empresa quería hacer algo parecido a esto, entre licencias, equipos informáticos y desarrollos, el presupuesto se hacía millonario. Ahora puedes disponer de compañías que se encargan de dar este servicio con unas tarifas muy ajustadas a los tiempos de crisis. Y si estás buscando trabajo, este es un perfil válido para un programador que aprende marketing y redacción, hasta el periodista con un blog y que termina en temas de usabilidad, diseño y programación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada