lunes, 3 de junio de 2013

Reinventando El Festival

Mi columna en DEIA, Reinventando El Festival

El festival El Sol ha concluido, por el han pasado la mejor representación del mundo de la publicidad, los mejores creativos, las cabezas en las que se han fraguado las mejores ideas. Comienza el trabajo para el año que viene, preparar, divulgar, todo para conseguir que este festival llegue a ser una marca representativa de la ciudad de Bilbao. Por nuestra parte, vamos a hacer todo lo posible.


DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
Reinventando El Festival
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 3 de Junio de 2013
Acaba de terminar el Festival El Sol de Publicidad y con esta columna quiero dar el pistoletazo de salida a la edición del año que viene, que quiero que se convierta en todo el mundo en el Festival de Bilbao. Otras ciudades son conocidas por su festival de cine, festival de la canción o por su feria de las tecnologías y creo que desde aquí tenemos la oportunidad de convertir y crear nuestra marca para que sea reconocida a nivel mundial, Bilbao, la ciudad de la innovación publicitaria.
El festival como tal, quiere dar un salto hacia la excelencia para poder ser una competencia real de los grandes festivales de publicidad, especialmente el de Cannes. El nivel de calidad, originalidad y excelencia creativa ha quedado demostrada por el listón que quieren fijar los jurados del festival. Como miembro de ese jurado internacional hemos querido dejar de cara a las próximas ediciones un aviso claro en este sentido, dejando siete secciones sin gran premio. Las agencias y los creativos, estoy seguro, han tomado nota y ya tienen las pilas cargadas para empezar a producir campañas espectaculares.
Ahora me toca trabajar a mí, junto con la organización del festival, para hacer realidad todo ello. Extrapolar un festival de una ciudad a otra utilizando el mismo modelo, quizás, no ha permitido aprovechar todos los recursos de los que se dispone en las dos últimas ediciones. Bilbao estaba construida de espaldas a la ría y poco a poco la hemos convertido en una ciudad que mira al Nervión. Al festival le toca también abrirse a la ciudad y a los ciudadanos que la acogen. Los verdaderos embajadores de Bilbao son nuestros visitantes pero para que les podamos contar como somos de verdad nos tienen que permitir que los comercios, la hostelería, los ciudadanos y los políticos participen de una forma más activa, que sean una parte más del festival. Y que decir de nuestra universidad. Los alumnos de comunicación, del grado de Publicidad y Relaciones Públicas tuvieron la oportunidad de asistir al festival y por culpa de los exámenes o por desconocimiento por parte de ellos de lo que supone para su currículum de experiencias, no asistieron al mismo. Por tanto, nos vamos a sentar todos y vamos a ponernos a trabajar. Todas las ideas y las manos serán bien recibidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada