miércoles, 9 de octubre de 2013

Deep Web

Mi columna en DEIA, Deep Web

Deep WebExisten determinados individuos que buscan pasar desapercibidos en Internet, que no se conozca su actividad, y para ello usan todos los medios que están a su alcance para poder evitar dejar rastros. Da la casualidad que generalmente estas actividades tienen mas que ver con hechos delictivos y lo que buscan es no ser detectado por las fuerzas del orden. Lo que se está convirtiendo en algo cada vez mas común es encontrar empresas que a pesar de gastar muchísimo dinero en posicionamiento Web, terminan por pasar igualmente desapercibidas por no valorar lo que realmente posiciona en Internet. El contenido.

DESCONOZCO QUE DESCONOZCO
Deep Web
POR JUAN DE LA HERRÁN - Lunes, 7 de Octubre de 2013 
En el mes de abril, una de las revistas mejor informadas del mundo de la tecnología, The Verge, publicaba un artículo Drogas, Pornografía y Falsificaciones: el mercado de bienes ilegales en línea está en auge. En él se hablaba especialmente de Silk Road como la web estrella de este tipo de negocios ilegales que transcurren en lo que denominamos Internet Profunda (Deep web). Pero no ha sido hasta la semana pasada, cuando el FBI cierra este sitio y empiezan a aparecer en todos los titulares, como desde esta web, se han realizado transacciones de miles de kilos de droga, venta de armas o incluso la contratación de asesinos a sueldo.

Desde hace un par de años este tipo de servicios han empezado a proliferar, siempre ocultos a los buscadores, que son incapaces de indexar este tipo de páginas al estar sus contenidos protegidos por contraseñas y utilizar documentos o páginas en formatos no indexables, dentro de ellas. El uso masivo de TOR (The Onion Router) para navegar, que evita que nadie conozca tus hábitos de navegación, o cualquier otro sistema de acceso a la red de forma anónima, junto con la popularización de bitcoin, la moneda virtual de internet, que está siendo usada de forma masiva para cerrar las transacciones en Internet Invisible, han hecho que cada vez sea más complicado detectar estos sitios. Yo confío en que los legisladores y sus recursos sean capaces de atajar este tipo de negocios ilegales que siempre han existido y que por desgracia siempre existirán.

Pero no debemos pensar que el término Internet Profundo se circunscribe sólo a las webs ilegales, mucho cuidado, las páginas de nuestra empresa pueden ser invisibles a los navegadores y no nos estamos dando cuenta de ello. Muchas compañías se gastan miles de euros en posicionar sus páginas en las búsquedas de Internet (SEM), porque su web nunca aparecía en las primeras posiciones. En la mayoría de los casos, si la página está optimizada y es accesible y dinámica (SEO) aparecerá en las primeras posiciones de los buscadores de forma natural. El rey es el contenido y si queremos que la gente nos encuentre sin que nuestra web pase a formar parte de la Deep Web solo tenemos que volcar todos nuestros esfuerzos en escribir cada día nuevas informaciones que atraigan a nuestros clientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada